Informativo del Rectorado No. 207

Hace cinco años, este otoño, y más allá

El 31 de marzo y el 15 de abril de 2007 se realizaron las Jornadas Extraordinarias del Consejo Directivo Central de la UDELAR donde se definieron los lineamientos orientadores para una nueva Reforma Universitaria.

Se resolvió impulsar “distintas modalidades de enseñar una misma asignatura a estudiantes en situaciones distintas; ciclos iniciales optativos; enseñanza que combine lo presencial con el uso de nuevas tecnologías; programa ‘Generación 2008’ y tutorías, etc.” Todo ello está en curso; los ciclos iniciales optativos funcionan en el Interior; los Entornos Virtuales de Aprendizaje respaldan la enseñanza semi presencial; el apoyo a la generación de ingreso se convirtió en el Programa de Respaldo al Aprendizaje, que trabaja dentro y fuera de la Universidad.

Se resolvió en 2007 elaborar “una Ordenanza de los estudios de grado en la UDELAR, en la cual se incluyan disposiciones generales para la elaboración de planes de estudio -en materia de créditos, certificados de estudios, tránsitos horizontales, reconocimiento de actividades de extensión, etc.-, que contribuyan a la flexibilización y diversificación de la enseñanza universitaria”. La Ordenanza está vigente.

Se resolvió en 2007 promover la “investigación que priorice la contribución al desarrollo integral”. Un fascículo que da cuenta de lo hecho desde 2007 al respecto será presentado el 2 de mayo en las III Jornadas de Investigación e Innovación orientadas a la Inclusión Social.

Se resolvió en 2007 “propiciar la curricularización de la extensión”. Así se hizo. A partir de la multiplicación de las Unidades de Extensión, la creación de los Espacios de Formación Integrales y la ampliación de las actividades relacionadas, se estima que en 2011 unos ocho mil estudiantes participaron en actividades de extensión registradas.

Se resolvió en 2007 “promover la creación de un Espacio Interdisciplinario”. Ese Espacio está funcionando.
Varias otras resoluciones se adoptaron en aquellas Jornadas. De lo hecho en función de ellas, particularmente durante 2011, da cuenta el Informe a la OPP, unánimemente aprobado por el Consejo Directivo Central en su última sesión.

Allí se informa, en particular, de lo que se está realizando en el marco de los dos nuevos Programas de la UDELAR, el de Desarrollo Universitario en el Interior y el Plan de Obras a Mediano y Largo Plazo. Pero no poco de lo realizado debe ser mejorado o corregido, es mucho más lo que resta hacer que lo hecho, y hay que acelerar el paso.

En tal perspectiva se está proponiendo culminar en otoño, si hace falta con nuevas Jornadas Extraordinarias del Consejo Directivo Central, dos grandes tareas en curso: (i) la definición de los lineamientos orientadores de la carrera docente y de los criterios para una evaluación integral de la docencia que tenga adecuadamente en cuenta las labores de enseñanza, investigación y extensión; (ii) la definición del temario a proponer para el Congreso Nacional de Educación y de un documento de orientación sobre ese temario. La transformación interna de la Universidad, de la cual la primera tarea mencionada será un gran jalón, debe impulsarse en paralelo con la contribución universitaria a la defensa, mejora y transformación de la educación pública en su conjunto.

Terminado el otoño, se incorporarán al Consejo Directivo Central las nuevas delegaciones de los órdenes de estudiantes, docentes y egresados que actuarán durante el período 2012-2014. Se está proponiendo trabajar desde abril en una Propuesta de Metas para ese período, de modo de, con el protagonismo fundamental de los órdenes, acelerar y profundizar la Reforma Universitaria. Hay que llegar a 2014 con tres Centros Universitarios Regionales funcionando a pleno en el Interior, decenas de nuevas carreras, los Planes de Estudio actualizados de acuerdo a la Ordenanza, varias obras nuevas en marcha o concluidas, quince o veinte mil estudiantes participando en tareas de extensión cada año, diversos cambios en curso ya consolidados y transformaciones de mayor envergadura aún que el demos universitario decida.

Deja un comentario