Informativo del Rectorado No. 209

En ruta hacia la Carrera Docente

Cuando la UDELAR definió los criterios orientadores para una nueva Reforma Universitaria, estableció “que la Carrera Docente debe apuntar a mejorar el desempeño de las funciones fundamentales de la Universidad, estimulando la capacitación de los docentes para el ejercicio de la enseñanza, la investigación y la extensión, promoviendo su activa participación en la gestión colectiva de la institución, y evaluándolos en función del conjunto de sus tareas”.

Tenaces esfuerzos, particularmente de la Asociación de Docentes, están plasmando un consenso difícil pero imprescindible. Al terminar 2011 el Consejo Directivo Central resolvió:

  1. “Establecer que el plantel docente se organizará en seis tipos de cargos (especificados en el documento) cuyas características, criterios de provisión y duración serán reglamentados en la ordenanza correspondiente.
  2. Manifestar que los docentes efectivos deben conformar el cuerpo docente estable y mayoritario de la Universidad de la República (UDELAR), pudiendo constituir excepciones únicamente los grados 1, los cuales serán los únicos grados interinos sin necesidad de estar referidos a la vacancia de un cargo efectivo.
  3. Mantener los cinco grados docentes existentes actualmente y definir los perfiles de cada grado según lo propuesto por el documento sobre el desarrollo de la carrera docente. Dichos perfiles así como sus tiempos de permanencia deberán ser incorporados al Estatuto del Personal Docente y a la Ordenanza de Organización Docente según corresponda.
  4. Definir para todos los cargos docentes cuatro categorías horarias (dedicación total, integral, media y parcial) con las orientaciones sobre el tema que se encuentran en el documento.
  5. Establecer que la enseñanza de grado será una tarea obligatoria para todos los docentes de la UDELAR.
  6. Propender al establecimiento de pautas de evaluación del desempeño docente que valoren integralmente el conjunto de las actividades y que constituyan una herramienta para la mejora sistemática de la calidad de las funciones docentes. Dichas pautas de evaluación deben explicitar las funciones que se espera realicen los docentes en acuerdo con su grado y su categoría horaria.
  7. Propender al establecimiento de normas y procedimientos generales que orienten a las bases particulares de los llamados a Aspirantes y Concursos para la provisión de cargos docentes de los diferentes servicios universitarios.
  8. Establecer un sistema de oportunidades de ascenso que estimule la dedicación y excelencia en el cumplimiento de las funciones docentes que acompañe el avance y la trayectoria académica de los docentes. Dicho sistema deberá implementarse y regularse con pautas y criterios generales a establecerse en una ordenanza específica y podrá aplicarse a través de los servicios y de programas centrales de la UDELAR.
  9. Avanzar en la construcción de pautas –y formas de incentivo para su procesamiento- para alcanzar una estructura académica de los Servicios y la Universidad toda acorde a la organización docente que se define, flexible y no piramidal, basada en disciplinas, y no en cátedras o carreras, de manera de facilitar la transformación de la carrera y función docente, así como de la institución.
  10. Establecer cronogramas y plazos que permitan avanzar en la instrumentación de las definiciones adoptadas sobre la organización y carrera docente (efectivizaciones, categorías horarias, etc.).”

Al iniciarse 2012 se ha intensificado y ampliado el intercambio de ideas en todos los Órdenes y Consejos. El Consejo Directivo Central se ha propuesto “completar este otoño la aprobación de un documento de orientación para la Carrera Docente y complementarlo con criterios orientadores para la evaluación de la labor docente”. Ello servirá de base para reformular el Estatuto del Personal Docente; cuando éste sea aprobado, se establecerán los plazos y otras condiciones necesarias para la entrada en vigencia de las nuevas normas.

Estamos en vísperas de otro avance sustantivo en el camino hacia la Reforma.

Deja un comentario