Informativo del Rectorado No. 211

La comunicación universitaria y el triplete de la investigación

“Las buenas noticias no son noticias”. Contra este viejo dicho –falso sin duda pero que tan a menudo parece cierto– pelea la comunicación universitaria. Quien quiera evaluar su accionar podría ver, por ejemplo, cómo se informó desde el Portal de la Universidad y por otras vías acerca de los “tres goles” que la investigación universitaria marcó durante las semanas recientes.

Primer gol: presentación de los resultados del IV Llamado a Proyectos enmarcados en el Programa de Apoyo a la Investigación Estudiantil. Junto a otras actividades propiamente académicas, esa presentación incluyó una combinación de academia y comunicación encarnada en una carpa abierta durante tres días en la Explanada Municipal; una recorrida por los “posters” allí expuestos mostraba una notable lista de temas prioritarios del Uruguay de hoy, detectados por jóvenes atentos a la realidad nacional y deseosos de contribuir a mejorarla desde la creación de conocimientos. Quizás los que estudian las nuevas formas de participación encuentren elementos sugestivos en esa experiencia. En cualquier caso, la misma constituye un aporte a la renovación de la enseñanza desde la gradual “curricularización de la investigación”, vale decir, su inclusión en las actividades curriculares de nuestros estudiantes, apuntando a fomentar la creatividad e independencia de criterios que es meta mayor de la educación universitaria.

Segundo gol: tras una presentación preliminar en el Consejo Directivo Central, apareció el fascículo 13 de la Serie “Hacia la Reforma Universitaria”, que rinde cuentas a la sociedad de lo que se ha hecho a partir de 2007 en algunas políticas de apoyo a la investigación en la Universidad. Las orienta la convicción de que el Uruguay tiene ya y necesita tener cada vez más investigación nacional de calidad internacional con vocación social.

Tercer gol: las III Jornadas de Investigación e Innovación Orientadas a la Inclusión Social (2-3 de mayo). Participaron en total unas 250 personas, incluyendo gente de escuelas públicas, ONGs, Hospital Saint-Bois, ANEP, OSE, UTE, OPP, MTSS, MIDES, MSP, MEC, INAU, ASSE, ANII, IMM, INIA, UNESCO, Agencia Española de Cooperación Internacional, etc.

Las Jornadas se iniciaron con la Mesa titulada El Papel del Estado, donde fue presentado el fascículo antes mencionado y en la que se refirieron a la temática de las Jornadas el Presidente de la República y los Ministros de Educación y Cultura, Desarrollo Social, e Industria, Energía y Minería. La siguiente Mesa fue sobre El papel de la investigación. Luego tuvieron lugar Talleres temáticos sobre Salud, sobre Educación y sobre Nutrición: desnutrición y malnutrición infantil y materno-infantil. En todos los casos se trabajó sobre “Problemas identificados a partir de la práctica”. Una exhaustiva información al respecto puede encontrarse en el sitio web de CSIC.

Desde allí se puede acceder a la desgrabación de las Mesas, al texto completo del fascículo antes mencionado sobre “Balance y perspectivas de algunas políticas de impulso a la investigación en la Universidad 2007-20011”, a presentaciones en talleres y a su cobertura por el Portal de la Universidad.

Allí también se da cuenta de algunas repercusiones de las Jornadas en los medios de comunicación, incluyendo informes de agencias internacionales de noticias.

Algunos compañeros que mucho trabajan por la Universidad en diversos ámbitos, legítimamente desesperanzados, suelen decir: “no sabemos comunicar”. Sin duda, podemos aprender a comunicar más y mejor, pero no dejemos de mirar a lo que ya se está haciendo. Y sobre todo no olvidemos que, mientras muchas fuerzas ayudan a la comunicación de las malas noticias, no sucede lo mismo con las buenas. Con respecto a estas últimas, hay que trabajar duro, primero para hacerlas realidad y después para comunicarlas a la sociedad. Cuesta muchísimo. Pero algunos goles se hacen.

Deja un comentario