Sitio de la Udelar

Miércoles 18 de Setiembre de 2019

Noticia seleccionada

Dominio web ".uy" cumple 20 años

Este viernes se cumplieron 20 años de la delegación del primer dominio de nivel superior de código de país (en inglés ccTLD, country code Top-Level Domain) en Uruguay, administrado desde entonces por el Servicio Central de Informática Universitario (SeCIU) de la Universidad de la República.

Un ccTLD es un dominio de Internet usado y reservado para un país o territorio dependiente. Tienen una longitud de dos letras (.uy en Uruguay), y suman más de 240 en el mundo.

”Es un honor enviar el presente saludo a Ida Holz, Sergio Ramirez, Luis Castillo, Monica Soliño, y todo el equipo de personas que desde el SeCIU-RAU administran el ccTLD .uy”, saludó este viernes Erick Iriarte, general manager de Latin American and Caribbean TLD Association (LACTLD). “Desde toda la Comunidad de LACTLD un fuerte abrazo al ccTLD .uy en su celebración, hito histórico del Internet en Uruguay”.

El aniversario coincidió con el cierre en Montevideo del IV Taller de Aspectos Técnicos de ccTLD de América Latina, que organizaron la Asociación Latinoamericana y Caribeña de ccTLDs (LACTLD) y el Servicio Central de Informática Universitario (SeCIU-UdelaR), con el auspicio del NIC Mexico, NIC Chile, ISC, ICANN, Antel, AGESIC y Montevideo.com.

Precisamente en el portal de Montevideo.com, la directora del SeCIU y pionera de Internet en Uruguay, Ida Holz, informó sobre los cambios que se avecinan en nuestro país, y lamentó que "áreas prioritarias para el desarrollo del país" no puedan disponer de banda ancha por los elevados costos y la imposibilidad de disponer de fibra óptica propia.

El portal recordó que Holz pertenece a la primera generación de egresados en el área informática de la UdelaR, y que puede ser considerada “con toda justicia” una pionera de Internet en nuestro país. “Desde 1987 se desempeña como directora del SeCIU desde donde ha liderado el desarrollo de la Red Académica Uruguaya y su posterior conexión a Internet a principios de la década del 90”.

Holz recordó el Uruguay de fines de la década de 1980. "Antes mandábamos correo electrónico a través de la Universidad de Buenos Aires, y usábamos el dominio de Argentina, que ya tenía”. Mientras se trabajaba en esa conexión por vía telefónica, "hicimos el trámite por el dominio para poder conectarnos directamente desde Uruguay". Una vez conseguido este primer objetivo "empezamos con dominios no comerciales, porque en esos tiempos Internet no era de uso comercial, y sólo comenzó a serlo a mediados de los '90", explicó.

En aquellos tiempos, SeCIU poseía y administraba los subdominios "edu", "org", "net" y "gub". El advenimiento del uso comercial de Internet en 1994 cambió las reglas de juego. "Tuvimos que negociar con Antel por diversos motivos y debimos cederles el .com". Entre otras cosas, "se nos acusaba de competir con ellos por el servicio de correo electrónico". En aquella época " estábamos intentando conseguir un enlace internacional para disponer de Internet. Una organización estadounidense había habilitado un dispositivo en Miami para recibir todos los enlaces desde América Latina, porque sin enlace directo no se podía tener Internet", rememoró Holz.

Actualmente existe un acuerdo con Antel, que podrá disponer del dominio "durante un plazo de dos años, del que ya transcurrió casi la mitad". Después "nosotros vamos a abrir a todos los proveedores de servicios de dominios todos los registros directos: .org, .com, etc".

Lo que vendrá

Holz dijo que en la actualidad, "estamos desarrollando toda la tecnología y ocupándonos de la reglamentación para tener un dominio plano", o sea simplemente ".uy". Esta modificación puede no ser de mayor importancia para el navegante de la red, "pero el dominio plano es muy solicitado desde las áreas de gobierno", subrayó. "La Presidencia de la República quiere tener presidencia.uy, no .gub.uy", opinó.

Holz evaluó que "en principio, es indudable que Uruguay es uno de los países líderes en número de conexiones per cápita", situación que se ha potenciado enormemente desde la aparición del Plan Ceibal. "Eso es una realidad. Pero también somos líderes en precios". En este sentido, "Uruguay es el país más caro de Latinoamérica, junto a Costa Rica". Los altos precios de la banda ancha en nuestro país guardarían relación, entre otros factores, "con la baja población y las costosas inversiones que se requieren" para un mercado reducido. "También tiene que ver con las políticas, pero la realidad es que el precio del ancho de banda en Uruguay es carísimo", lamentó.

Otro problema consiste en la imposibilidad de implementar "un gran proyecto que tenemos diseñado, que consiste en tener una red de fibra óptica propia para la Academia, la investigación y la salud y no pagarla mes a mes, sino comprar la fibra a cinco, diez o veinte años", y pagar sólo el mantenimiento, "porque de otro modo no lo podemos sustentar".

Dicho proyecto "que debería ser prioritario a nivel nacional, y políticamente correcto, ya que estamos hablando de la atención al interior del país, la universidad descentralizada", no se pudo concretar hasta el momento. "Lo remitimos a Antel y a otras entidades y ni siquiera hemos logrado que alguien se pronuncie al respecto".

Holz señaló que en América Latina hay “un proyecto regional de telemedicina o e-salud, que permite consultar remotamente mediante transmisión de imágenes". Esta posibilidad, "le reportaría muchísimos beneficios a la medicina uruguaya, pero requiere una gran conectividad para que sea instantáneo". Lo mismo sucede con la transmisión de satélites, "o tareas de investigación que requieren anchos de banda muy grandes, de los que no disponemos porque no los podemos pagar".

Esta imposibilidad de obtener conexiones especialmente rápidas no se debe a falta de disponibilidad de infraestructuras "porque la hay. Lo que falta es contar con precios adecuados para ciertas necesidades prioritarias del país", subrayó.

Una posible solución al problema consistiría en "que se acepte la posibilidad de vender la denominada "fibra oscura" consistente en redes de fibra óptica ya tendidas por algún operador, pero que no están siendo utilizadas. Esto permitiría "disponer de la conectividad y pagar sólo el mantenimiento, poniendo nosotros mismos los equipos". La posibilidad de servirse de conexiones veloces es prioritaria también porque "tenemos un proyecto que se llama Red Clara, que congrega a una red latinoamericana de investigación y academia", donde hay países -como Brasil y Argentina- que están conectados mediante una fibra propia, y "pasan por encima de nosotros, que no nos podemos conectar". Esa fibra se está ampliando hacia Paraguay, "y nosotros seguimos sin poder integrarnos". Esa carencia de fibra -que también se está instalando en la región andina y el Pacífico-, "margina a Uruguay" de este tipo de emprendimientos". Holz lamentó que “a tres meses de presentar el plan, ni siquiera hemos logrado una respuesta".
Publicado el viernes 10 de setiembre de 2010

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados