Sitio de la Udelar

Domingo 15 de Diciembre de 2019

Noticia seleccionada

Comunicación y pensamiento crítico latinoamericano en Congreso de ALAIC

César Bolaño, Carlos Arroyo, Eliseo Colón y Eduardo Álvarez Pedrosián. El viernes 11 de mayo se desarrollaron en el Paraninfo de la Universidad —en el marco del XI Congreso de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Comunicación (ALAIC)— dos mesas temáticas en torno al eje «Comunicación y pensamiento crítico latinoamericano: interculturalidad y decolonialidad». Participaron de la primera Eliseo Colón (Puerto Rico), Carlos Arroyo (Bolivia), César Bolaño (Brasil) y Eduardo Álvarez Pedrosián (Uruguay) como presentador.

Tres grandes ejes en torno al papel del intelectual

Colón es catedrático de semiótica y director de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico, además de miembro actual del Consejo Directivo de ALAIC.

Eligió desarrollar el tema «Construcción del pensamiento crítico latinoamericano de la comunicación: reflexión en torno al papel del intelectual», en base a «un conjunto de ideas organizadas tomando como punto de partida la ALAIC», pensando cómo quienes participan de ella se insertan «dentro de lo que se puede llamar pensamiento crítico latinoamericano».

En ese sentido, planteó los que a su criterio son los «tres grandes ejes en torno al papel del intelectual en el pensamiento crítico latinoamericano en comunicación». Primero, «acercar el diálogo y los esfuerzos con el objetivo de construir un espacio de pensamiento crítico en América Latina en el área de la comunicación». Segundo, «discutir una propuesta de implantación formal para la institucionalización y consolidación de un espacio de conocimiento científico en comunicación que tome en consideración la formación, la investigación, el desarrollo y la transferencia de conocimiento mediante un uso intensivo de las tecnologías de la información y comunicación, siempre desde la óptica del pensamiento crítico». Por último, «la construcción de compromiso político alrededor de líneas de acciones como la colaboración internacional en la investigación».

Interculturalidad en Bolivia

Arroyo es candidato a doctor en Ciencias de la Información (Universidad Complutense de Madrid) y magíster en Comunicación y Desarrollo (Universidad Andina Simón Bolívar). Actualmente es director académico regional de la Universidad Católica Boliviana en Cochabamba.

El comunicador basó su exposición en torno a la construcción boliviana de la noción de interculturalidad. Explicó que «el actual modelo boliviano, pese a su voluntad política y al discurso descolonizador que plantea, aún no ha podido superar el condicionamiento o las narrativas que lo llevan a pensar entre otras cosas el tema de la interculturalidad». Realizó una cronología de la evolución de la noción de interculturalidad en el país, entre la gente, para concluir exponiendo cómo esta no se ve reflejada en la noción que tiene el Estado, a pesar de su voluntad. Esto lo relacionó con estructuras que se crean sobre bases que no le pertenecen, y planteó la necesidad de «avanzar en otra forma de pensar para mirar una realidad de distinta manera».

Vinculado con esto, mencionó el caso de los medios comunitarios en su país: «Tenemos una gran dificultad para pensar los medios comunitarios al margen de la estructura de los medios comerciales. Estos medios que surgen con alguna necesidad contestataria, contra hegemónica, son construidos pensados desde la lógica de los medios comerciales frente a los cuales nos estamos parando. Esta búsqueda de diferenciación nos ha llevado a una suerte de movimiento de lugar a extremos tales que nos han condenado al ámbito de lo micro, a disminuir nuestras posibilidades de incidencia porque esa era la forma más inmediata de decir “no somos eso, somos otra cosa”», afirmó.

Comunicación: estructurante de todas las relaciones humanas

Bolaño es el actual presidente de ALAIC, además de profesor en la Universidad Federal de Sergipe y en la Universidad de Brasilia.

Abordó la relación entre comunicación, cultura y capitalismo, partiendo de la base de que «la comunicación no es buena ni mala, la comunicación es estructurante de todas las relaciones humanas». Desarrolló sus conceptos a partir de la definición —del también brasileño Celso Furtado— de creatividad e innovación: «Atributos de aquellos agentes que disponen de poder económico, entendido como la capacidad que tienen ciertos grupos de alterar parámetros sociales y con esto influenciar en beneficio propio el comportamiento del otro».

«Innovación y creatividad quedan así definidas como una cuestión de poder, pero esto no significa que solamente los grupos hegemónicos tengan la capacidad de ejercerlos. Es la presión de la clase trabajadora organizada, por ejemplo, que lleva los capitalistas a apostar por las innovaciones tecnológicas. Para Furtado está claro que el desarrollo tecnológico pasa por una respuesta del poder a la presión de la clase trabajadora», opinó Bolaño.

Según su concepto, se trata de «una nueva configuración de las fuerzas sociales constitutivas, más que de un modo de regulación, de una estructura compleja multidimensional en que la hegemonía y el poder económico se ejercen. Me refiero por tanto a un fenómeno social total, en el que economía, política y cultura forman un conjunto en el interior del cual la acumulación de riqueza y de poder es determinante, pero que no se estabiliza como sistema sin la consolidación de una cultura material y espiritual adecuada».
Publicado el viernes 11 de mayo de 2012

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

César Bolaño, Carlos Arroyo, Eliseo Colón y Eduardo Álvarez Pedrosián.
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados