Sitio de la Udelar

Sábado 18 de Setiembre de 2021

Noticia seleccionada

«5 narrativas, 5 edificios» en sede de ex Frigorífico Anglo

A partir de este martes a las 19 horas la muestra “5 narrativas, 5 edificios” que representó a Uruguay en la 12ª Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia, podrá verse en el Museo de la Revolución Industrial (ex Frigorífico Anglo) en Fray Bentos.

Los responsables de “5 narrativas, 5 edificios” –propuesta seleccionada por la Facultad de Arquitectura-, son Emilio Nisivoccia, Lucio de Souza, Sebastián Alonso y Martín Craciun. La muestra permanecerá abierta hasta el 12 de agosto.

Walter Benjamín había señalado que “conocemos” la arquitectura a partir de la “contemplación” y el “uso”. Si la primera vía “óptica” supone la percepción inmediata de la forma y el espacio, y por ello responde con mayor fidelidad a un sistema de convenciones; la segunda, “táctil”, aparece
íntimamente ligada a la experiencia. A un modelo de “recepción distraída” que para el pensador alemán debería ser capaz de alumbrar nuevos horizontes y liberar el significado al tránsito mundano, volverlo político.

La muestra “5 narrativas, 5 edificios” propone explorar algunas piezas de arquitectura a partir de una multiplicidad de miradas que combinan la crítica de la disciplina, la microhistoria y el ensayo videográfico. Un encuentro casual de textos y videos sobre una alfombra llena de pelos de
vaca, blancos y negros.

A lo largo de la historia moderna la arquitectura ha significado –sancionaba Manfredo Tafuri-, primero una anticipación ideológica y, luego, un procedimiento técnico “inserto directamente en los modernos procesos de producción y desarrollo del mundo capitalista”. No obstante y más allá de la sentencia del historiador italiano, la cultura arquitectónica siempre ha preferido aparecer como alternativa humanista enfrentada a la racionalidad más obtusa de las burocracias estatales y los grandes emporios del capital.

La ficción de un duelo entre las ideas puras y la lógica irrefutable de los hechos, entre los “valores” y la secularización, parece condenado a repetirse al hartazgo y a ocupar el centro de la escena aunque más no sea para retener a la arquitectura en un “limbo” eterno y colocarla más allá de la historia. E incluso, para restar atención a otros frentes de conflicto menos retóricos, más históricos y decididamente políticos. Y es que para una disciplina nacida en la pura abstracción -como una suerte de Atenea parida de la cabeza de Zeus- el descenso al plano de la historia, el conflicto con la materia y la naturaleza, y el asalto creativo de las multiplicidades lanzadas a la perpetua construcción de significados mundanos e inestables, supone inaugurar un territorio rico en promesas, pero también, pleno en desafíos.

Explorar arquitecturas construidas, hurgar en pequeñas historias e interpretaciones, poner al descubierto la multiplicidad de miradas que conviven en lo real, e incluso ordenar el paisaje de datos intentando balbucear una primera construcción de significados, fue el objetivo central del proyecto presentado en el Pabellón de Uruguay a la 12ª Bienal de Arquitectura de Venecia.

El trabajo propone cinco narrativas sobre cinco piezas de arquitectura ubicadas en el Uruguay (Palacio Salvo, edificio Panamericano, represa del Rincón del Bonete, planta y frigorífico Anglo y estadio Centenario). Piezas marginales para un observatorio global que, sin embargo, hablan claro de un viejo problema que trasciende fronteras e interroga a la arquitectura más allá de la arquitectura.

Consultas: Teléfonos 4562 2918 o 4562 3690.

Nota en Clarín (Argentina)
Publicado el domingo 8 de julio de 2012

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados