Sitio de la Udelar

Viernes 24 de Noviembre de 2017

Noticia seleccionada

Con Ernesto Lamas: sobre UNI Radio y otras emisoras universitarias

UNI Radio se escucha desde 2007 a través del 89.1 del dial en FM y desde 2008 se sintoniza a través de internet. La licencia fue otorgada por el Poder Ejecutivo a la Universidad de la República para operarla a través de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación (Liccom). Hace muy poco, el 10 de abril, comenzó a transmitir con una nueva antena, situada en la azotea del Hospital de Clínicas, lo que le permite llegar a casi todo Montevideo. En ese nuevo contexto, la Liccom junto a otros integrantes de servicios de la Udelar, se propusieron repensar el funcionamiento de la radio y el 3 y 4 de mayo organizaron dos talleres de reflexión para responder dos preguntas básicas: ¿Qué radio queremos y para quiénes? y ¿Quiénes se hacen cargo y cómo? Para eso invitaron al experto argentino Ernesto Lamas, fundador de FM La Tribu y docente de la carrera de Comunicación de la Universidad de Buenos Aires (UBA) con quien conversó el Portal de la Udelar.

-¿De lo que has escuchado, visto, leído de UNI Radio, qué impresión te formaste?

-El jueves compartí buena parte de la tarde con la gente de la radio. La impresión es que está muy activa, tiene producción, suena bien, tiene un equipo muy entusiasta de periodistas al frente, quizá no en las mejores condiciones laborales pero sí en mística, en entrega, en cooperación, en creatividad. Me llamó la atención que, más allá de las distancias o de lo difícil que pueda ser llegar a esta zona de Montevideo, es una radio a la que vienen los invitados, estuve acá entre las dos de la tarde y las ocho y media de la noche y pasaron vecinos, alcalde, concejal, funcionaria, investigador, periodista, deportista. Eso demuestra que es una radio con legitimidad y que las personas que convoca están entusiasmadas por participar. Creo que es una radio que tiene mucho para crecer, que puede articular la vida universitaria, con toda su riqueza, con la vida comunitaria, con los vecinos y vecinas de Montevideo. Eso ya es parte de lo que verán los trabajadores y trabajadoras que están aquí reunidos, acerca de cómo lo van a llevar adelante.

- En el taller hiciste alusión a otras radios universitarias de la región. ¿Cómo son, qué particularidades tienen?

-Yo soy más bien del mundo de las radios comunitarias, he trabajado en radios públicas pero no he participado directamente de radios universitarias. Para venir estudié los documentos que me mandaron de la radio de acá e hice una investigación propia acerca de cómo están las radios en la región. Descubrí que hay muchísimas, todos los países de la región tienen radios de la universidad, solamente en Argentina hay cerca de 40. Lo que he descubierto es que no en todos los casos expresan la vida universitaria. Más bien son la enorme minoría las que tienen algún vínculo en su programación con lo que pasa en la universidad. La gran mayoría son radios musicales e incluso tercerizadas, casi privatizadas, con personas que las manejan y hacen una programación que no tiene nada que ver con la vida universitaria y que se sigue llamando universidad de tal lado. Con las características de lo que se está haciendo acá vi pocas: intentando este cruce entre lo que pasa en la comunidad académica y lo que pasa en la localidad. Y me parece que esas son las más interesantes. No hacer solamente una radio elitista, cerrada en sí misma, hablando solamente de la universidad y de cosas que pasan claustros adentro y con toda la solemnidad que eso tiene, pero tampoco una radio en la que no se exprese absolutamente nada de la vida universitaria y que sea una radio más. Yo creo que un plus que podemos aportar es, justamente, reflejar la riqueza de la vida universitaria, las cosas extraordinarias que pasan en la universidad, traducidas a un lenguaje radiofónico, no hablando como si estuviésemos en un teórico inentendible sino más bien, con el lenguaje cotidiano, contar por qué es importante la existencia de la educación pública y en este caso la universitaria, y cómo eso se puede expresar a nivel aire.

- En este detalle que hiciste no mencionaste la condición de escuela que pueden tener las radios universitarias ¿No lo hiciste porque considerás que es una función que está implícita o porque falta?

-Por lo que pude investigar, no se la usa tanto como un espacio de experimentación y de formación, lamentablemente. Creo que más bien se privilegian contenidos y participantes con un nivel de formación ya casi profesional o profesional. Hay un poco de miedo a abrir micrófonos o de usar el medio como un espacio de formación, porque uno cuando se está formando se equivoca mucho. A mí me parece que no está bueno eso, creo que parte de la vida de un medio de comunicación universitario tiene que ser contener el desorden, la desprolijidad, el aprendizaje, la experimentación. Por supuesto que hay que buscar la manera de equilibrarlo de modo tal que eso no sea lo principal, porque si es una radio completamente amateur y precaria en lo que hace a contenidos, a la manera de contar, a los hábitos de escucha, eso puede traer dificultades para construir una audiencia, ¿cuánta gente se banca escuchar un medio que todo el tiempo está aprendiendo al aire? Pero sí creo que hay espacios que perfectamente pueden acotarse para la experimentación, para correr riesgos, para abrir micrófonos, me parece que eso es parte de la vida universitaria: nadie entra a la universidad sabiendo y me parece que la radio está bueno que exprese eso.

-¿Cuáles son las posibles vías de financiamiento de una radio universitaria?

-Me parece que tiene que ser muy flexible y que hay que encontrar la manera, sin hacer nada ilegal, de que la radio pueda, además de tener los recursos del Estado destinados a la universidad, contar con recursos autogenerados: publicidad, bonos de cooperación, proyectos de cooperación internacional, fiestas, un club de amigos. Hay un montón de instancias que la misma radio puede ir construyendo, sin necesidad de depender 100% del recurso universitario, creo que eso es a favor del crecimiento de la radio. No tendría por qué haber un problema de parte de la universidad de permitir eso. Igual esta es una opinión desde afuera, yo no soy parte del sistema universitario uruguayo y no quiero opinar de algo que no conozco. Pero sí creo que cuanta más flexibilidad haya, más posibilidades habrá de que la radio pueda funcionar bien, no solamente por la cuestión salarial, sino para un montón de otras cosas que la radio tiene como particularidad y que siendo parte de la currícula universitaria quizás no son tenidas en cuentas. Porque un medio de comunicación, sea de la universidad, del Estado, privado, comunitario, tiene unas lógicas y una vida que hacen a un montón de necesidades que no están contempladas en el presupuesto anual de una univesridad, que tiene otros problemas y otras lógicas. En ese sentido, yo creo que la radio tendría que tener la posibilidad de conseguir sus propios recursos.

-En cuanto a la organización, ¿qué es lo deseable?

-Yo creo que en un medio de comunicación y en particular en una radio con estas características, cuanta más participación haya en la toma de decisiones, en un equipo acotado de dirección, mejor. No estoy diciendo que todos los que hacen algo en la radio, todos los que tienen un programa o una columna tienen que decidir. No; decidirá en todo caso en el espacio en que le toca opinar, porque no se puede dirigir un medio de comunicación en asamblea permanente. Pero la radio es un medio de comunicación en equipo, es imposible trabajar solo, todos cumplen un rol y es importante el que habla, el operador, el que está del otro lado del estudio, el que atiende el teléfono, el que va a buscar la publicidad, el que hace la capacitación interna. En ese sentido, me parece que la dirección debería expresar ese espíritu colectivo acotado a los que toman decisiones, y no tan centralizado en una figura única que hace y deshace y tiene una enorme responsabilidad, porque si le llega a ir mal es el único responsable. Siempre en eso, muchas manos, muchas cabezas y muchos corazones funcionan mejor que de a uno, por separado y compartimentado.

-¿La UBA tiene radio universitaria?

-Sí, tiene. La Radio UBA se escucha por internet y llega a casi toda la ciudad de Buenos Aires. Es una radio por la que el movimiento estudiantil peleó mucho. No es antigua, como lo es la de la Universidad de La Plata, que es de los años 20 o 30 del siglo pasado (fue la primera radio universitaria del mundo). La de la UBA tiene poquitos años de vida. Por la competencia tremenda de medios que hay en Buenos Aires siempre se la fue postergando y es un medio bastante joven que ha tenido distintas etapas: una muy volcada a las carreras de comunicación y a las vinculadas con temas de comunicación, y ahora está en una etapa más profesionalista con participación de las carreras y de las facultades. Para mi gusto está teniendo poca participación estudiantil, que son el principal actor de la universidad, por lo menos en cantidad; tendría que haber una participación un poquito más garantizada, que no la está teniendo. Es una lógica de gestión respetable que está haciendo su prueba y viendo cómo funciona.
Publicado el viernes 3 de mayo de 2013

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Práctica en Uniradio
UniRadio actividad 04.05.13
UniRadio actividad 04.05.13- 2
UniRadio actividad 04.05.13-5
UniRadio actividad 04.05.13-7
Ernesto Lamas 1
UNI Radio invitó al argentino Ernesto Lamas para reflexionar sobre su «refundación»
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados