Sitio de la Udelar

Jueves 9 de Julio de 2020

Noticia seleccionada

Quedó inaugurado en Salto Laboratorio de Energía Solar

Director del Centro Universitario Regional Litoral Norte, José Vieitez, Carlos Albisu y Eduardo Bandeira (CTM), y rector de la Udelar, Roberto Markarian. Foto: Richard Paiva, UCUR.Se inauguró este jueves en Salto el Laboratorio de Energía Solar, un emprendimiento de la Universidad de la República (Udelar) con el apoyo de múltiples instituciones, que apunta a mejorar el conocimiento del recurso solar en Uruguay, ser un centro de investigación y desarrollo de nuevas aplicaciones de energía solar térmica, y formador de recursos humanos.

El Laboratorio de Energía Solar (LES) se encuentra en un predio cedido por la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande (CTM). El clima no acompañó para ver el laboratorio en todo su esplendor, de modo que la ceremonia de apertura se hizo en las instalaciones de la CTM, ante unas 100 personas. Los oradores fueron José Vieitez, director del Centro Universitario Regional Litoral Norte, Gabriel Rodríguez presidente de la delegación uruguaya en la CTM, María Simon, decana de la Facultad de Ingeniería, Gonzalo Abal, responsable del LES, Andrés Lima, intendente de Salto, y Roberto Markarian, rector de la Universidad de la República. Entre el público había también autoridades universitarias, entre ellos integrantes de la Dirección General de Arquitectura, que diseñó el LES, del Plan de Obras de Mediano y Largo Plazo, el prorrector de Extensión y Actividades en el Medio, Hugo Rodríguez, el ex presidente de la Comisión Coordinadora del Interior, Gregory Randall, el director de la sede de Salto de la Udelar, Pancracio Cánepa, y docentes y estudiantes que forman parte del LES.

Todos los oradores resaltaron que el LES fue posible gracias a la contribución de diferentes instituciones: CTM, Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Laboratorio Tecnológico del Uruguay (Latu), Antel y UTE, entre otras. Gabriel Rodríguez, de la CTM valoró que cada institución, desde su lugar, puso los medios «para contribuir a un desarrollo sinérgico, real, del conocimiento, de la instalación de nuevas carreras vinculadas a la energía, al agua, al desarrollo de capacidades locales y regionales». Consideró también que son procesos que trascienden a las personas que temporalmente dirigen las instituciones, y que el LES es «la acumulación de un proceso que arrancó en 2008-2009 con las primeras gestiones ante el MIEM para instalar la primera planta solar fotovoltaica del país», que se ubica frente a la sede del LES.

El proyecto del laboratorio fue aprobado por el Consejo Directivo Central de la Udelar en mayo de 2012. «En tres años la Udelar ha sido capaz de construir la estructura edilicia, acondicionar el predio, conectar todos los servicios —fibra óptica y toda la infraestructura necesaria—, equipar desde el punto de vista técnico el laboratorio —desde las computadoras a la instrumentación—, colocar en Salto los recursos humanos», reseñó Abal. Dijo que «es una de las decenas de emprendimientos que la Universidad ha venido llevando en varios puntos del país, uno de los más chicos», y preguntó: «¿Cómo es posible que un Estado pesado que uno visualiza denso, burocrático logre en tres años la realidad que tenemos?». La clave está en la «coordinación horizontal de muchas instituciones», respondió.

La CTM donó el predio y ofrece la seguridad que necesita el laboratorio. Los equipos fueron financiados por la Udelar, el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas, fondos concursables que los docentes han obtenido de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, y por el MIEM. Además la coordinación interinstitucional se vive día a día: Abal explicó que más de la mitad de los aparatos de medición de energía eléctrica, cada uno vale miles de dólares, están instalados en predios del INIA. El Latu apoya en aspectos tecnológicos y también trabajan interrelacionadamente UTE y el Instituto Nacional de Meteorología. «Esto es un esfuerzo uruguayo, hecho por fondos públicos, dentro del sistema público y está funcionando: tenemos los recursos humanos, los equipos y no envidiamos nada de un laboratorio similar de España, de Argentina o de Estados Unidos. Obviamente es a otra dimensión y otra escala, esto es chiquito, pero los equipos que hay son excelentes y las cosas que se hacen se hacen bien».

En la matriz energética
María Simon mencionó que en la década de 1990 cuando la Facultad de Ingeniería comenzó a investigar el uso de la energía eólica, «todo el mundo nos decía que estábamos perdiendo el tiempo porque era muy cara». Sin embargo hoy nadie duda de su aporte económico y de la generación de energías de fuentes renovables, no sólo desde el punto de vista ambiental, sino por el rol central que ocupa en momentos de sequía y a determinadas horas del día. «Esto demuestra que la Udelar y el país tienen que invertir en caminos que todavía no se sabe si serán inmediatamente aplicables», dijo.

Simon indicó que el país aprendió «suficientemente del viento, de biomasa -y estamos aprendiendo de energía solar-, como para llevar nuestra propia política energética», y destacó la necesidad de invertir en investigación científica: «destinando recursos el país ahorra una cantidad mucho más grande y genera capacidades endógenas que tienen que responder a demandas que ni siquiera se conocen todavía». Se mostró partidaria de profundizar estos procesos en el interior del país, «haciendo investigación in situ y asumiendo las responsabilidades que implica ser un servicio de referencia académica», incluyendo «la formación de nuevas carreras o de nuevos polos».

El rector destacó el apoyo de cuatro decanos de ingeniería que se involucraron en la consolidación de energías alternativas: Rafael Guarga, María Simon, Ismael Piedracueva, Héctor Cancela. «Es un proceso continuo de querer estar entreverado con el aporte tecnológico para que el país produzca energía aprovechando sus capacidades naturales». Markarian valoró que «el hecho de que un instituto de física, con otros de la facultad, haya sido el promotor de estas cosas tiene un sabor paradigmático [...] Que la promoción de una cosa con tanto impacto nacional haya empezado en un instituto de ciencias básicas, muestra que no hay que tener la cabeza cerrada para pensar los problemas, hay que tener una visión de amplitud, una visión nacional de las cosas que hacemos».

Respecto a cómo se crea pensamiento y tecnología nacional, explicó que «lo primero es tener gente que haga eso», y recordó -a propósito de la reciente polémica sobre la utilización de herramientas informáticas para educar a nuestros niños-, que no se trata de inventar «cada cosa que el mundo ya tiene, sino de tener en nuestro país gente que lo sepa usar bien, y si queremos educar bien usando tecnología moderna tenemos que tener gente en el país que sepa hacerlo». La principal finalidad por la que existe la Udelar «es formar gente de calidad para el país, y por tanto hay que pensar en los problemas del país para formar a la gente», completó.

El papel de la Universidad en el interior fue también elogiado por el intendente salteño Andrés Lima, que se graduó como abogado en la sede local de la Udelar. «Hay que seguir apostando a esa visión de crecimiento y capacitación. La Udelar ha contribuido a que jóvenes que vienen de otros departamentos se queden en la región asesorando a industrias y empresas públicas o privadas», subrayó. Por su parte el director del CENUR del Litoral Norte, José Vieitez, agradeció el esfuerzo descentralizador del ex rector Rodrigo Arocena y del ex presidente de la Comisión Coordinadora del Interior, Gregory Randall durante el período anterior, y señaló –en alusión a versiones de prensa que consideró «inapropiadas»-, que a pesar de las actuales «dificultades de orden presupuestal», la Udelar «ha hecho una apuesta seria al desarrollo universitario en la región y en otras regiones del país», y ello debe «ser tenido en cuenta cuando se hace determinado tipo de apreciaciones».
Publicado el jueves 24 de setiembre de 2015

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Director del Centro Universitario Regional Litoral Norte, José Vieitez, Carlos Albisu y Eduardo Bandeira (CTM), y rector de la Udelar, Roberto Markarian. Foto: Richard Paiva, UCUR. Presidente de la CTMSG, Gabriel Rodríguez, decana de la Facultad de Ingeniería, María Simon, director del Centro Universitario Regional Litoral Norte, José Vieitez, y rector de la Udelar, Roberto Markarian. Foto: Richard Paiva, UCUR. Rector Roberto Markarian en apertura del Laboratorio de Energía Solar (LES) en Salto. Foto: Richard Paiva, UCUR. Intendente de Salto, Andrés Lima, y rector de la Universidad, Roberto Markarian. Foto: Richard Paiva, UCUR. Responsable del LES, Gonzalo Abal, director del Cenur del Litoral Norte, José Vieytes, Intendente de Salto, Andrés Lima, rector de la Universidad, Roberto Markarian, decana de Facultad de Ingeniería, Maria Simon, y presidente de la CTMSG, Gabriel Rodríguez. Foto: Richard Paiva, UCUR.
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados