Sitio de la Udelar

Viernes 26 de Mayo de 2017

Noticia seleccionada

Obras en el edificio central de la Universidad

Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.Quien pasa por la esquina de 18 de Julio y Tristán Narvaja notará los andamios colocados sobre el Callejón de la Universidad de la República (Udelar) y los obreros trabajando sobre ellos. Es la restauración de la fachada del edificio central de la Universidad, una de las obras de mantenimiento de la Dirección General de Arquitectura (DGA) de la Udelar, que en estos días realiza la reparación parcial del hall central del Paraninfo y construye, junto a esa sala, un baño accesible. Sobre estos y otros planes para el principal edificio de la Udelar, y uno de los más emblemáticos de la ciudad, el Portal de la Udelar dialogó con Sergio Dantaz, arquitecto de la DGA a cargo de estas obras.

El edificio fue construido por los arquitectos Juan María Aubriot y Silvio Geranio, entre 1906 y 1911. Fue declarado monumento histórico nacional en 1975. Los 100 años de historia pesan a la hora de hacer el mantenimiento y las dificultades se amplifican con los presupuestos que siempre son acotados.

La reparación de la fachada oeste del edificio —la que da al Callejón Emilio Frugoni—se enmarca dentro del Plan de Obras Críticas, que es un fondo específico para reparar daños que pueden significar riesgos para terceros. En el caso del edificio central, el Plan de Obras Críticas se ejecuta centralmente a través de la DGA y Oficinas Centrales.

«He presentado sucesivamente en el Plan de Obras Críticas distintos sectores que tiene el edificio», explicó Dantaz. En este plan incluyó todas las cubiertas -los techos-, más las seis mansardas, que son las cúpulas sobre las cuatro esquinas y las del centro ubicadas sobre la biblioteca de la Facultad de Derecho y la Sala Maggiolo; incluye además las fachadas. Indicó que no hay un plan especial para la sede. «Por las características y edad del edificio son montos muy grandes como para hacer una restauración integral de todo el edificio y se va haciendo de forma parcial en base a las partes más críticas que se detectan», explicó. Él presenta una solicitud presupuestal para atender las obras críticas y la DGA, considerando las demandas presentadas por todos los servicios, asigna los fondos; en función de lo que le corresponde, Dantaz prioriza los sectores a encarar.

«Se han empezado a recuperar las cubiertas en las mansardas que estuvieron más críticas: la de la esquina de Eduardo Acevedo y Guayabos fue restaurada hace dos años, y el año pasado se hizo la que está sobre Guayabos y el Callejón Emilio Frugoni», detalló. Dijo que las mansardas «eran los elementos más deteriorados» porque su cerramiento presentaba faltantes de algunas escamas o tejas que lo conforman, lo que representaba grandes orificios. El cronograma preveía continuar con la reparación del resto de las mansardas, comenzando por la que está en la esquina del callejón y 18 de Julio, que es la que presenta mayor urgencia, pero la fachada oeste avisó antes: presentó «desprendimientos que fueron acusados en la vereda».

Fachada oeste
Para cada obra, los arquitectos universitarios se encargan del proyecto, licitación y dirección de obra. Dantaz recorre con frecuencia las obras y supervisa que se estén desarrollando de acuerdo a lo proyectado y licitado. En el caso de la fachada, detalló que se comenzó haciendo un «control de riesgo de todos los elementos ornamentales que habían acusado desprendimientos en la superficie». Ello implica «un cateo, hacer caer todo lo que está factible de caer y empezar a tratarlos». Describió que se hizo «un estudio de las patologías que presentaba la fachada y en base a esa evaluación se hicieron las propuestas de cómo hacer la reparación de revoques, fisuras, grietas, elementos ornamentales, aberturas, rejas».

A continuación «se hace un hidrolavado general de toda la fachada para sacar los restos de dióxido de carbono, hollín o suciedades». Entonces la fachada queda lista para reponer los elementos faltantes. Dantaz indicó que para reconstruir las molduras —como las cornisas que decoran la fachada— «se hace un molde y se crea una pieza nueva que se adosa nuevamente».

El hidrolavado detectó dos capas de pintura de épocas anteriores. «Eran criterios de restauración de otras épocas en que los edificios se pintaban y muchas veces perdían las características del muro original», apuntó.

Dantaz describió que como terminación superficial «se hace un tratamiento a base de un mortero cementicio que permite la evaporación y la respiración del muro en sus características originales. A este mortero cementicio se le da una tonalidad que se asemeja a la original del edificio y ya viene con el color; son como tierras de colores, no se trata con pinturas acrílicas», explicó. Ese mortero se aplica con un proyector y se uniformiza con una pinceleta: «es un trabajo más artesanal, más costoso, pero se logra una imagen más adecuada a lo que era originalmente este tipo de edificio», ilustró.

La parte de abajo de la fachada, de color gris oscuro, está pintada con pintura antigraffiti, que facilita la limpieza, puesto que sacar un graffiti del revoque es mucho más costoso. Respecto a esa pintura que altera la fachada original, Dantaz señaló que «no es la solución idónea pero es lo que nos permite mantener el edificio en condiciones por una mayor cantidad de tiempo». Este edificio «está en una zona muy vandalizada», dijo,  y aconsejó una limpieza constante de los graffitis y afiches que
se colocan; esa tarea corresponde a las intendencias de Facultad de Derecho y Rectorado.

La obra en la fachada se realizó en dos etapas. Antes de fin de año los andamios se montaron en la esquina del callejón y Guayabos y ese sector quedó culminado antes de la licencia de la construcción. Ahora los andamios se armaron sobre el resto de la fachada oeste. Dantaz explicó que se resolvió hacer de esa manera porque cuando se reparó la mansarda ocurrieron vandalismos: se incendió el obrador y subió gente por los andamios para grafitear las mansardas. Esta vez se optó por hacer la reparación en etapas. Además, el pliego de licitación previó que la obra cuente con seguridad las 24 horas, lo que resultó más costoso pero menos que la reparación de vandalismos.

En la fachada oeste también se está haciendo «la revisión del sistema de desagüe pluvial que ha acusado ingreso de agua hacia todos los subsuelos donde se ubican los departamentos de Contaduría y Personal de la Facultad de Derecho». Dantaz informó que el sistema de desagüe data del año de creación del edificio y que su revisión ha implicado cambiar cañerías; ese trabajo es financiado con rubros específicos para el mantenimiento del sector de desagüe de pluviales y sanitaria. La restauración de la fachada, que estaría pronta para comienzos de marzo, tiene un costo de casi cuatro millones de pesos.

Otras obras
En 2015 surgió otro imprevisto: se desprendieron elementos ornamentales (molduras de yeso) sobre la escalinata central que conduce al Paraninfo, lo que se sumó a las filtraciones de agua en la claraboya. La última semana de enero se montaron los andamios y los obreros hicieron un control de riesgo en todos los cielorrasos del hall del Paraninfo. «Hasta que se den los recursos para la restauración del sector, se hizo un cateo para ver todo lo que estaba flojo y hacerlo caer. Fue un hecho puntual, rápido, a los efectos de habilitar el pasaje de manera segura».

Previo a la restauración interior, Dantaz aclaró que debe hacerse la recuperación de la cubierta. Eso sí estaba en el cronograma, e implica la restauración de toda la cubierta comprendida entre la mansarda de Sala Maggiolo y la Biblioteca de Derecho, incluyendo las propias mansardas. Comentó que ya está realizado el proyecto ejecutivo de esa obra y que está en proceso licitatorio; se espera que la empresa que gane la licitación comience las reparaciones durante el segundo semestre de 2016. El costo previsto es de un millón y medio de pesos.

Otro de los planes de la DGA es dotar a los edificios universitarios de accesibilidad universal. Dantaz comentó que el edificio central tiene baños accesibles desde 1992, pero son generales. El que se construye será específico para el acceso a quienes asistan a una actividad en el paraninfo.
Publicado el jueves 4 de febrero de 2016

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Entrevista al arquitecto Sergio Dantaz. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Paraninfo de la Udelar.. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Construcción del baño accesible en el Paraninfo. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Arquitecto Sergio Dantaz. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Arquitecto Sergio Dantaz. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Arquitecto Sergio Dantaz. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
Obras en el edificio de la Udelar. 2/02/2016. Foto: Richard Paiva-UCUR.
   

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados