Sitio de la Udelar

Martes 24 de Enero de 2017

Noticia seleccionada

Bienal de Venecia. Propuesta uruguaya se inspira en guerrilla tupamara y accidente en Los Andes

Para el Pabellón Uruguayo de la XV Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia, el jurado recomendó el 16 de febrero designar como ganadora la propuesta Reboot (reiniciar), que se inspira en la guerrilla tupamara y en el accidente aéreo en Los Andes de 1972. La Bienal de Venecia se desarrollará del 26 de mayo al 7 de noviembre.

En la década de 1960 e inicios de los 70, «un puñado de jóvenes lleva adelante en Uruguay una guerrilla alineada con otras en Latinoamérica», explican los responsables de la propuesta: Marcelo Danza (curador), Antar Kuri, Borja Fermoselle Allué, José de los Santos, Diego Cataldo, Facundo Romero, Mateo Vidal, Marcelo Staricco y Miguel Fascioli (comisaría). «Las condiciones geográficas específicas del país (sin montañas o selvas) le llevan a percibir a su principal ciudad y capital –Montevideo– como una nueva naturaleza sustituta de lo que fuera Sierra Maestra para su principal referente: la revolución cubana».

Es así que surge una exploración –y construcción– inédita de la ciudad existente. «La viabilidad de esta audaz iniciativa subversiva radicó en la capacidad de volver a entender –sin preconceptos– a la ciudad como materia y como construcción social». Los Tupamaros «lograron ver, construir y perfeccionar, una naturaleza urbana llena de lugares y rincones inexpugnables, de burbujas y compartimentos de invisibilidad y evidencia en la que moverse con fluidez. Redescubrieron los rincones olvidados e inexplorados de la ciudad a la vez que construyeron una espacialidad y una legalidad paralela».

La experiencia de Los Andes
El 13 de octubre de 1972 un avión con uruguayos cayó en la cordillera de los Andes y «un grupo de jóvenes se vio expuesto a condiciones de vida absolutamente inéditas: A 3800 metros de altura y en medio de la nieve y temperaturas de 30 grados bajo cero sólo pudieron recurrir a su intuición y creatividad para transformar algunos cuantos objetos en arquitectura, protección y cobijo». Según los autores, «el manejo intuitivo e inteligente de la energía y los casi nulos recursos hicieron viable casi dos meses de vida allí en donde no podría haber estado. La naturaleza pudo ser redimensionada en su complicidad y brutalidad».

Para Danza y su equipo, «ciertas condiciones extremas en la construcción del espacio real y simbólico alteran la percepción cotidiana y ponen en crisis las convenciones y verdades acordadas por la cultura arquitectónica». En estos acontecimientos extremos «se despoja al mundo de lo material de toda certeza previa». Los objetos «sólo están ahí, a disposición para ser reinventados». De este modo, «despojadas de su legalidad, la arquitectura y la ciudad, no son más que materia y cavidades. Ya no queda en ella lógica disciplinar, legal o económica».

El jurado estuvo integrado por Bernardo Martín y Emilio Nissivocia (designados por la Facultad) y Patricia Bentancur (a propuesta de los concursantes). Las distintas propuestas presentadas se exponen en el hall de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo hasta el viernes 26 de febrero.

Vea la propuesta
Publicado el miércoles 17 de febrero de 2016

Acceder a la noticia en formato de audio

Controles

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Bienal de Venecia 2016
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados