Sitio de la Udelar

Miércoles 28 de Junio de 2017

Noticia seleccionada

Homenaje a Zitarrosa: «El artista sobrevive en su obra»

Washington Benavides, Alfredo Zitarrosa y Héctor Numa Moraes reunidos por el disco «Sobre pájaros y almas» (1988, historiadelamusicapopularuruguaya.com).«El mejor homenaje que podemos tributarle es escuchar sus discos, leer su obra escrita, lírica o narrativa. El artista sobrevive en su obra», escribió este jueves sobre Zitarrosa, Washington Benavides (86) en su cuenta de Facebook. Para Numa Moraes (65), «fue un caballero, un tipo muy culto, un excelente trabajador del arte». El 10 de marzo Alfredo Zitarrosa (1936-1989) habría cumplido 80 años.

Los tres se conocieron en 1967 en Tacuarembó, cuando Zitarrosa ya había grabado su segundo longplay y, según el poeta Juan Capagorry, había en el país «una epidemia de Zitarrosis». El telonero fue el joven Héctor Numa Moraes que cantó un poema de Washington Bocha Benavides -Viene, viene-, «con mucho nervio, porque lo habíamos terminado esa tarde», recordó el cantautor. «No era bien visto leer las letras, había que aprenderlas de memoria, y como me olvidaba el Bocha me apuntaba atrás del telón», explicó. Después Zitarrosa «le escribió a Bocha pidiéndo permiso para ponerle música a El Otro del Libro de las Milongas; le contestó que ya la habíamos grabado en el primer disco y supongo que le hizo llegar uno que a él le gustó mucho». En los 20 años que se siguieron Zitarrosa grabó 23 o 24 canciones con textos de Benavides, y con éste y Numa Moraes trabajó en su disco póstumo, Sobre pájaros y almas, grabado en octubre de 1988.

Cuando Numa Moraes se radicó en Montevideo lo recibió en su casa. «Quería que yo le diera clases de guitarra a cambio de una guitarra, pero ¡qué le voy a dar clase de guitarra! Siempre fue muy solidario», contó. En la época que Enrique Estrázulas fue su representante «le pidió que me ayudara. Nos divertimos mucho». Un día Estrázulas apareció con Pepe Corvina: «la primera letra, manuscrita, que era mucho más corta. La grabamos en 1971 y después ambos fuimos a Buenos Aires y grabamos tres discos: uno para niños que armamos con el Bocha, uno íntegro con Estrázulas donde él participa diciendo poemas y yo cantando, y uno con poemas de Vallejo, Gelman, Benavides. Todo estuvo prohibido hasta 1985».

Luego Zitarrosa grabó Milonga de Las Patriadas, de Benavides y Numa Moraes, en su disco publicado en 1969 junto a Violín de Becho y otras. «¡Fue una juntadera de cantores y poetas en su casa de Las Toscas! Estaban los Olima, Yamandú, Ignacio. Escuchamos la cinta original del disco y ahí surgió un problema con la letra de la milonga. En aquella época para sacar las letras había que escuchar los discos de vinilo, y Zitarrosa la sacó de mi segundo disco. Benavides había escrito caudillos, generales, padres de la nación, inventaron un juego, nadie ganó, pero él entendió mal y dijo caudillos federales. El error cambió el sentido del verso original y provocó aclaraciones en la contratapa. Alfredo se puso como loco, quería parar el disco, y bromeó atribuyéndome responsabilidad: “Lo que pasa es que este pronuncia mal”» (risas).

Durante el exilio que siguió al golpe de Estado de 1973 se vieron aun más, exagera Numa, «porque compartíamos festivales: fuimos juntos a Canadá, Panamá, Cuba, Venecia. En el libro De Curtina a La Haya (Planeta, 2011) que hicimos con Alfredo Escande, hay una carta increíble que Zitarrosa me escribió a Holanda». El desexilio los reunió en Malvín donde «estábamos de vecinos y nos veíamos todos los días. Ahí empezó la idea de hacer un disco juntos. Primero fue Así nomás, una música con solo de guitarra que a él le gustaba y me pidió para ponerle letra. Luego fue Sobre pájaros y almas en 1988».

Querido en la campaña y en la ciudad

Según Numa Moraes, Zitarrosa «fue algo muy especial para Uruguay. Su voz nos representa y en cualquier lugar se sabe que es él, está en la forma de pronunciar la erre, y sobre todo en su amplia llegada. Él era querido tanto en la campaña como en la ciudad, y a veces hasta por los enemigos, porque hasta quienes no lo querían por sus ideas políticas no podían evitar escuchar su canto».

En Facebook, Benavides lo define como «el mayor cantor uruguayo junto a Gardel», y «un hombre múltiple, un renacentista que abordó la poesía, el relato, la reflexión humorística-filosófica, la actuación dramática, el periodismo radial, “Los diamólogos” que inventara con su amigo el gran poeta Salvador Puig, el escrito, las entrevistas en Marcha, a Yupanqui y Onetti, sus generosas presentaciones de colegas (Carlos Benavidez o Mario Carrero), su participación permanente en las causas de su pueblo, el intentar sostener un reducto para artistas “la claraboya amarilla”. Punto y aparte: escribió el poema por milonga más atrevido y fascinante de su patria bajo la oscurana dictatorial “guitarra negra” y se nos fue creando novedades, que lo diga el longplay “Sobre almas y pájaros” obra póstuma, trabajada por Alfredo, Numa y quien esto escribe. Generoso siempre, el personaje de etiqueta sombría del escenario, se transformaba en rueda de amigos en el más audaz jugador de truco, barajando anécdotas, con una cordialidad entrañable. El esposo y padre de una familia ejemplar, pese a que su origen desdichado pareciera obligarlo a ser un triste más. Punto y aparte: con un convencimiento político inalterable. Escúchele en su último disco cuando habla de “era un comunista” ... terminamos».

Benavides, docente de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, señala que «el mejor homenaje que podemos tributarle es escuchar sus discos, leer su obra escrita, lírica o narrativa. El artista sobrevive en su obra. Pedro Salinas El pulpo, gran poeta español del 27, dijo: “lo clásico es lo vigente”. Nadie más vigente en música popular que Zitarrosa. Si hay (otro) estará tramando con ángeles rebeldes una partida de truco. Bien, Alfredo!»

Desde 2008 y junto al también músico Mario Paz, Benavides y Numa Moraes dirigen el Taller de Creación de Canciones del Servicio Central de Bienestar Universitario que abre inscripciones después de semana de turismo.
Publicado el jueves 10 de marzo de 2016

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Benavides, Zitarrosa y Numa Moraes
   

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados