Sitio de la Udelar

Lunes 23 de Julio de 2018

Noticia seleccionada

¿Está muerto Rodó? Conferencia de Hugo Achugar

Hugo Achugar. Foto: Richard Paiva-UCUR. 03/05/2017 La conferencia central del Coloquio José E. Rodó, a 100 años de su desaparición física, fue nominada «La muerte de Rodó» y estuvo a cargo de Hugo Achugar, catedrático de la FHCE, quien ilustró su disertación con fragmentos de textos de Rodó —los artículos para la revista Caras y Caretas, el Cuaderno de viaje, y el Diario de Salud— que permiten asomarse respectivamente a las figuras pública, privada e íntima del escritor. Dijo que «estos textos muestran tres miradas. Rodó miró su cuerpo, miró Europa y lo que tenía para ofrecerle». El Coloquio se desarrolló los días 3 y 4 de mayo.

Destacó que varios autores «han recordado que Rodó muere en un año y en un día de amplios significados: el primero de mayo de 1917. La Gran Guerra todavía no había terminado, pero el mundo en el que Rodó había crecido y sobre el cual había pensado había comenzado a desaparecer».

Ya en el epílogo de la conferencia, Achugar propuso una clave interpretativa de la obra de Rodó. Dijo concordar con Lisa Block* en que «a Rodó le ocurre algo similar a lo que Walter Benjamin veía al contemplar el Angelus Novus de Paul Klee en las Tesis de la filosofía de la historia, IX:

“Hay un cuadro de Klee que se titula Angelus Novus. Se ve en él un ángel, al parecer en el momento de alejarse de algo sobre lo cual clava la mirada. Tiene los ojos desorbitados, la boca abierta y las alas tendidas. El ángel de la historia debe tener ese aspecto. Su rostro está vuelto hacia el pasado en lo que para nosotros aparece como una cadena de acontecimientos, él ve una catástrofe única, que arroja a sus pies ruina sobre ruina, amontonándolas sin cesar. El ángel quisiera detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destruido. Pero un huracán sopla desde el paraíso y se arremolina en sus alas, y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Este huracán lo arrastra irresistiblemente hacia el futuro, al cual vuelve las espaldas, mientras el cúmulo de ruinas crece ante él hasta el cielo. Este huracán es lo que nosotros llamamos progreso”.

Achugar propone entonces:

«Rodó es el Ángel de la historia mirando hacia el pasado desde su presente. Mira, ve, contempla una catástrofe única. Por eso visita las ruinas, por eso visita Pompeya, quisiera detenerse y recomponer lo destruido en su ansiada Europa, por eso América Latina cree que es la tierra del futuro, un futuro al que no vuelve sus espaldas como parecería comprobarlo su texto sobre la patria grande. Pero un huracán lo arrastra hacia un progreso que no logra vislumbrar o comprender. No vislumbra o no puede comprender. Porque allí creo que está la clave. Rodó miraba el pasado para entender un presente que ignoraba, despreciaba o no podía descifrar. El progreso a que alude Benjamin para Rodó no lo era».

Y sostiene: «Su mirada estaba anclada en un pasado clausurado. Fue uno de los últimos grandes pensadores anclados en el pasado, fue, al decir de Barrán, un conservador, fue uno de los pensadores del parto del siglo XX. ¿Lo sigue siendo hoy o fue el enterrador del siglo XIX? ¿Está condenado Rodó? ¿Está muerto el Rodó que le hablara a la juventud de América? ¿Es solamente bronce y mármol? (...) ¿Está muerto José Enrique Rodó? Sí y no. En todo caso, lo seguimos leyendo. Todo depende de hacia dónde queramos mirar, todo depende de qué y de cómo queramos leer su obra».

* América y la salvación del naufragio. Lisa Block de Behar. Alicante. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 2009.

Escuche la conferencia de Hugo Achugar

Lea el texto base de la conferencia

Ver noticia vinculada: Somos «una institución totalmente abierta», recordó rector en apertura de coloquio sobre Rodó
Publicado el miércoles 3 de mayo de 2017

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Hugo Achugar. Foto: Richard Paiva-UCUR. 03/05/2017
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados