Sitio de la Udelar

Jueves 26 de Abril de 2018

Noticia seleccionada

Adelantando el futuro: Inco cumple 50 años

R.Markarian, M.Simon, D. Vallespir, C. Cosse, L. Loureiro. Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017El 21 y 22 de noviembre se conmemoraron 50 años del Instituto de Computación (InCo) de la Facultad de Ingeniería (FI). En la mesa de apertura la decana María Simon señaló que el instituto es un ejemplo del «buen uso que damos al presupuesto», destacó su calidad académica y la del grupo humano que lo compone.

La mesa de apertura estuvo integrada por Simon, el rector de la Universidad de la República (Udelar), Roberto Markarian; la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse; el presidente de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), Leonardo Loureiro, y el director del Inco, Diego Vallespir.

Vallespir agradeció a quienes colaboraron en la organización del evento. Aclaró a los invitados —representantes de la academia, la industria informática y organismos estatales— que además de celebrar juntos, el instituto esperaba transmitirles «qué estamos haciendo, qué estamos planificando». Expresó que lo más importante es que «el futuro lo tenemos que inventar entre todos, unidos y trabajando juntos, haciendo lo que sabemos para proyectar las cosas desde acá hacia los ingenieros y posgrados que estamos formando, y darle beneficios al país».

Por su parte Simon se alegró por la presencia de «muchísimas personas queridas y amigas». Respecto de las carreras que lleva adelante el Inco, dijo que cada año concentran aproximadamente la mitad de los estudiantes que ingresan a la facultad. «Las ciencias de la informática tienen una importancia muy grande para el país, las industrias basadas en el software han demostrado ser factibles», en Uruguay podemos tener producción secundaria, terciaria o cuaternaria, de alta calidad e intensa en recursos humanos, afirmó.

Agregó que las ciencias informáticas también son muy importantes para otras industrias y cada vez más permean en otras actividades de la vida económica. Por esta razón «estamos experimentando una necesidad de más egresados en estas áreas. Es una buena noticia para los estudiantes que ingresan, pero no para el país: hay empresas que no llegan a establecerse o concretarse por la falta de personas formadas», lamentó.

Expresó que la actividad del Inco ilustra sobre algunos conceptos, como por ejemplo «lo falso de separar entre las ciencias básicas y las aplicadas, entre ciencias y tecnologías». El grupo nace de la informática teórica y se refleja en una industria «pujante» que todavía tiene mucho por avanzar, pero que a menudo se basa «en ideas básicas fuertes».

Para Simon el instituto también es un buen ejemplo de que la Universidad emplea bien el presupuesto que se le asigna. Desde 1985, «a partir de un grupo muy pequeño y muy débil frente a las obligaciones a las que tenía que hacer frente, tenemos ahora un grupo grande, con muchísimas personas con posgrado, con muchísima actividad científica, con un edificio nuevo, con una carrera multitudinaria y bien dada». El presupuesto que tenemos «lo usamos bien, en formar grupos humanos de calidad, en ser exigentes con nosotros mismos». En relación con la necesidad de más presupuesto indicó que «no se ve lo que no pudimos hacer»: carreras que no se pudieron concretar, docentes que no se pudieron retener u otros que deberían estar en grados más altos.

Simon valoró las actitudes solidarias que hubo dentro del instituto al final de la intervención, con integrantes que supieron asumir más responsabilidades para que otros pudieran hacer sus posgrados en el exterior, y para que pudieran ocupar cargos a su regreso. Esa «también es la actitud solidaria dentro de la facultad», casi cotidianamente frente a decisiones difíciles, porque los recursos son escasos; «lo hacemos con alegría», concluyó.

Modos de pensar

Markarian recordó sus «primeros contactos con la computación propiamente dicha», a partir de un problema planteado en el marco de una investigación sobre la absorción de agua en arcillas, que lo llevó a formular un modelo con esferas. Más recientemente realizó cálculos con estudios de series temporales provenientes de la economía, con valores de las bolsas, tratando de aplicar técnicas de la dinámica caótica para determinar si se podían predecir efectos de las crisis.

«En el medio quedaron las cosas que la ciencia relacionada con la informática han hecho desde Seciu [Servicio Central de Informática de la Universidad]», señaló. Allí «estamos bien representados por un equipo netamente universitario» que lleva adelante la aplicación de la informática a la dinámica universitaria y que ha permitido avanzar en la utilización de procedimientos modernos para la administración. Saludó especialmente a Ida Holz, ex directora de Seciu presente en el acto, recién recuperada de un quebranto de salud.

El rector también se refirió a la informática aplicada en el trabajo que realiza en Salto el Laboratorio de Energía Solar. Allí se utilizan herramientas de cálculo muy rápido; también se han desarrollado aplicaciones para el Derecho y otra áreas del conocimiento. «Efectivamente el esfuerzo por hacer penetrar las técnicas de cálculo en modos de pensar me parece crucial». Felicitó al Inco «por haber construido semejante institución y haber logrado semejante equipo. Me alegro de haber podido ser colaborador de una hazaña, de un esfuerzo de este tipo tan bien logrado».

Loureiro relató su experiencia como estudiante de la facultad, a la que ingresó en 1988, y donde fue el primer consejero estudiantil del área del Inco. Más tarde conoció la historia del instituto, que en 1985 había salido de la intervención con «muy pocos profesores que hacían de todo». Tuvo «la suerte de interactuar mucho con ellos, y de pelearme con ellos porque veía por los intereses de los estudiantes. Aprendí mucho, no solo en mi formación como ingeniero sino también como persona».

El representante de la CUTI comentó que en aquellos años Ingeniería en Computación pasó por varias transformaciones y cambios de plan, hasta convertirse en una carrera que enseña «a aprender a aprender». Explicó que el Inco no solo es responsable por esa carrera, sino que también participa en la de Tecnólogo en Informática y en diversos cursos de actualización en colaboración con la CUTI.

La industria informática está preocupada por la formación, expresó: «necesitamos más ingenieros, más masters, más doctores, muchos más ingenieros especializados en distintas ramas de las ciencias de la computación». Agregó que es deseable incorporar a la formación otras disciplinas como la filosofía, porque «la creatividad que hoy es tan necesaria para la innovación proviene de muchas fuentes y conocimientos diversos».

La ministra Cosse indicó que «hay un fenómeno que se da en los mejores centros de desarrollo, de simbiosis entre la academia y la industria», que en nuestro país el Inco ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de la industria TIC, y que es necesario trasladar el modelo a otras áreas académicas para obtener resultados similares. Dijo que se puede confiar en el Inco para ser capaz «de adelantarse al futuro, en términos de diseñarlo, de construirlo, con los estudiantes. Estamos hablando de disciplinas de altísimo contenido científico, de conocimientos que realmente atraviesan todas las actividades y todas las empresas más exitosas del mundo».

Señaló que el MIEM está comprometido a trabajar en conjunto con la academia y con la industria. Agregó que hay preocupación por llevar más personas hacia la formación terciaria. «Muchos entendemos que esa es la clave de la sustentabilidad de Uruguay en muchos aspectos, y también de la consolidación democrática». Al respecto se mostró optimista, porque con la informática escolares y liceales están realizando trabajos destacados en las áreas de la robótica, la programación e incluso la eficiencia energética: «se viene la generación Ceibal a la Universidad y creo que estamos convergiendo a más unidad, a más conocimiento». Alentó a seguir trabajando en la interdisciplina, que hoy «está a la orden del día en todos los trabajos, creo que en eso el Inco tiene mucho para enseñarnos».

La conmemoración incluyó charlas sobre la historia del instituto y sus investigaciones, la presentación de un video sobre la llegada de la primera computadora al Uruguay y diversas actividades.
Publicado el martes 21 de noviembre de 2017

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

R.Markarian, M.Simon, D. Vallespir, C. Cosse, L. Loureiro. Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 M.Simon, D. Vallespir. Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 R.Markarian, M.Simon, D. Vallespi. Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 El rector, Roberto Markarian en los festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 R.Markarian, M.Simon, D. Vallespir, C. Cosse, L. Loureiro. Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Carolina Cosse y  Leonardo Loureiro. Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Carolina Cosse y  Leonardo Loureiro. Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017 Festejos por los 50 años del Instituto de Computación. Foto: Richard Paiva-UCUR. 21/11/2017
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados