Sitio de la Udelar

Sábado 16 de Diciembre de 2017

Noticia seleccionada

Paola Dogliotti: «Fueron cuatro años muy productivos»

Paola Dogliotti directora del ISEF. Foto: Richard Paiva-UCUR. 01/12/2017A punto de finalizar su gestión al frente del Instituto Superior de Educación Física (ISEF), Paola Dogliotti definió sus cuatro años en el cargo como «muy productivos y prolíficos». Tras resolver no postularse a la reelección, dijo al Portal de la Universidad de la República que ahora se dedicará a otros proyectos personales: una dedicación exclusiva compartida entre el ISEF y la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE), y el apoyo al proyecto del nuevo director, Gianfranco Ruggiano.

Dogliotti es profesora de Educación Física por el ISEF y licenciada en Ciencias de la Educación por la FHCE. Es además posgraduada en Currículum y Prácticas Escolares en Contexto por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales de Argentina, magister en Enseñanza Universitaria por la Udelar, y doctoranda en Educación por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata. Es autora de diversos artículos en libros y revistas arbitradas nacionales e internacionales relacionados a las temáticas de la enseñanza, el currículum, la historia de la educación del cuerpo y de la Educación Física.

¿Qué evaluación hace de estos cuatro años de gestión?
Una altamente positiva. Estos cuatro años fueron un período de mucho crecimiento académico del ISEF y de su matrícula. También económicamente, porque aumentó nuestro presupuesto de 70 a 130 millones de pesos aproximadamente. Logramos llegar a reglamentos de cada uno de los grados para hacer concursos a efectividad y así surgieron las primeras efectividades en Gº 3 y 4. Ahora vamos a empezar con los Gº1 y 2 para hacer una estructura académica y de cargos en los departamentos de la institución. Tenemos más de 50 extensiones horarias a 30 horas. Si bien veníamos de una tradición de cargos muy centrados en una enseñanza de poca carga horaria y llamados solamente a unidades curriculares, hicimos un proceso de transformación y ahora los llamados son a unidades o departamentos académicos para que el docente pueda dar una variedad de unidades curriculares. Eso le permite desarrollar tareas de investigación, extensión y enseñanza. Además, en estos dos últimos años generamos dos dedicaciones exclusivas y están en trámite otras tres.

¿Cómo están desarrollando la investigación en el Instituto?
Ganamos el proyecto Fase B de la Comisión Sectorial de Investigación Científica para el fortalecimiento de la calidad de la investigación. Lo que logra este proyecto es potenciarnos en las regiones del país y en las áreas donde estamos más debilitados, y propiciar mejores y mayores condiciones de investigación. Eso nos ha permitido atender de forma específica, con un montón de acciones, la producción del conocimiento en el campo de la educación física, el deporte y la recreación. También logramos desarrollar un programa conjunto con la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) sobre la Licenciatura en Educación Física opción Prácticas Educativas en la región noreste del país, ubicada en el Centro Universitario de Rivera. Si bien lo iniciamos para una única generación en Melo, analizamos el contexto y las capacidades académicas de la región y el mejor lugar –desde el punto de vista de infraestructura y capacidades académicas de los Polos de Desarrollo Universitario– es la zona de Rivera. Allí se instaló la carrera de forma permanente en 2015 y ya vamos para el tercer año. Hemos logrado generar investigadores radicados en el lugar con dedicaciones exclusivas por contratos y traer a doctores para llevar a cabo los programas de investigación.

¿Y la extensión?
En este período hemos recibido presupuesto para proyectos de extensión y abrimos concursos para Espacios de Formación Integral (EFI), de los cuales se aprobaron dos. El ISEF tiene una gran tradición en extensión, y ya tenía generadas dos extensiones horarias permanentes de docentes para proyectos de extensión. Hay funcionando unos cuantos proyectos, y ahora tenemos el encuentro de todos los EFI en la zona de Montevideo para hacer una puesta en común entre los estudiantes que tienen una participación amplia en estos espacios. Hay una materia en el primer semestre que ofrece a cerca de 100 estudiantes la posibilidad de participar en una EFI en el territorio de Flor de Maroñas. Sacamos un primer libro donde se sintetizan las principales reflexiones, artículos teóricos y producción de conocimiento en torno a la extensión, escrito por diversos actores y docentes del ISEF.

¿Qué ofertas de posgrados tienen los egresados?
Tenemos un programa fuerte de becas para posgrados en el país, y uno para la gente que viaja al exterior y entonces obtiene una licencia con goce de sueldo para poder terminarlos. En el campo de la Educación Física específicamente no hay todavía ningún posgrado en Uruguay reconocido desde el punto de vista académico para desarrollar actividades de investigación. En ese sentido, hemos logrado rápidamente tener un doctor que estuvo tres años becado en el exterior y ahora es nuestro principal Gº4. Financiamos tres o cuatro maestrías con licencias y en este momento tenemos otro magíster terminando de estudiar en Santa Catarina (Brasil). También mediante la exoneración de tareas de enseñanza para finalizar maestrías y doctorados, pudimos financiar seis o siete magísters. Por otro lado, trabajamos fuertemente en el desarrollo de un Plan de Estudio para una maestría en Educación Física, que ya pasó por el claustro y en este momento está a estudio de la Comisión Académica de Posgrados, y esperamos poder implementar en 2018. Eso nos permitirá consolidar y generar un montón de docentes que están esperando que salga la maestría para poder investigar y estudiar en el campo. Tenemos otros tesistas que van a la maestría en Educación Corporal, y otra en Deporte en la Universidad Nacional de la Plata, que es relativamente cerca, y también hay algunos preparando el doctorado en esa institución. El programa de fortalecimiento de la investigación nos está permitiendo contactar con investigadores del exterior que nos vienen a asesorar, a trabajar con nuestros equipos de investigación que están tratando justamente de generar intercambios, a brindar tutorías a distintos tesistas, y a trabajar en líneas de investigación.

¿Cuántos estudiantes tienen actualmente?
En términos de lo que es el grado y la ampliación de la matrícula también hemos tenido una política fuerte. La Universidad nos ha apoyado con recursos para lo que fue la inauguración en este período de la segunda sede en Malvín Norte. Es un edificio de 2000 m², que duplica el metraje cuadrado de este edificio de Parque Batlle, y nos permitió pasar de una matrícula de 170 estudiantes en Montevideo en 2014 a 800 estudiantes actualmente. A nivel nacional también pasamos de tener 170 en Montevideo, 70 en Maldonado y 70 en Paysandú -como matrícula en la Licenciatura en Educación Física en ese momento-, a 1400 estudiantes en todo el país. Este año entraron 150 en Rivera, 150 en Paysandú, 300 en Maldonado y 800 en Montevideo. Hemos crecido muy fuertemente a nivel de matrícula, pero acompañado de una serie de acciones articuladas para el crecimiento también académico. Por supuesto que no hemos podido llegar a la liberación de la matrícula, algo que se está planteando en el programa de la nueva Dirección. En Maldonado logramos llegar a la demanda, no así en Paysandú donde apostamos a la obra de la ex terminal de ómnibus, compartida con la ANEP, para una renovación de aulas y un espacio de recreación y trabajo en prácticas corporales. Cuando esa obra esté pronta en 2019, la idea es aumentar la matrícula a 200 estudiantes lo que representaría casi liberarla. En Rivera apoyamos la ampliación de la sede, y hemos contribuido con fondos presupuestales para tener mejores condiciones edilicias para los alumnos de la Licenciatura opción Prácticas Educativas con la ANEP. Esperamos ir aumentando la matrícula en la medida de las posibilidades. En Maldonado también hay un proyecto de ampliación edilicia porque, con 300 estudiantes, está costando sostener el crecimiento que han tenido todas las carreras en el CURE.

¿En Montevideo siguen quedando estudiantes afuera?
Sí, la demanda este año fue de 1300 e ingresaron 800. En Montevideo todavía falta para completar la liberación de la matrícula, pero se está haciendo responsablemente. Tenemos la nueva sede de Malvín Norte, el nuevo Aulario que se inaugura el año que viene en el área de la salud, y con Nutrición e Ingeniería tenemos alquilado el edificio de la calle Leguizamón donde funcionaba la licenciatura en Comunicación. Por otro lado, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas genera convenios de financiamiento con distintos clubes deportivos del país, y nos tocó una contrapartida como institución pública beneficiaria de uso de instalaciones por determinadas horas semanales en el Club 25 de Agosto. Estamos firmando otro con el Club Tabaré para el año que viene, y nos están prestando piscinas para el curso de guardavidas a través de un convenio con los clubes Hebraica y Bolivia. Tenemos toda una red de trabajo a nivel de infraestructura edilicia y hay un montón de obras de mantenimiento. La Unidad de Gestión Edilicia nos ha permitido avanzar en ese sentido, y también tenemos una Unidad de Convenios no solo para conseguir infraestructura sino también para el desarrollo académico a nivel internacional con universidades de la región y con facultades nacionales.

¿Qué otro tipo de convenios tienen?
Un logro de estos cuatro años fue haber establecido cuatro convenios sistemáticos con la ANEP para el desarrollo de la práctica docente en el sistema educativo, tanto en Primaria como en Secundaria, la Udelar y la UTU. Firmamos un convenio con cada uno de ellos para que los profesores de Educación Física que trabajan en esos centros educativos puedan recibir en sus horas de trabajo a nuestros estudiantes de Educación Física que están haciendo la práctica docente. Eso ha sido todo un desafío de trabajo y de articulación interinstitucional. Por otro lado, con la Secretaría Nacional de Deporte hemos logrado dos convenios: uno sobre las pasantías de estudiantes en plazas de deporte de distintas regiones de Montevideo y algunas en el interior, y otro sobre la práctica profesional comunitaria que se va a implementar a partir del año que viene para que los profesores en esas prácticas reciban también estudiantes y puedan formar a nuestros docentes.

Otro logro es el Plan de Estudios 2017.
Tenemos un Plan de Estudios implementado este año, que fue un proceso institucional largo y lento que costó pero salió. En estos cuatro años hemos implementado dos nuevos Planes de Estudio de grado: el Plan 2014 para el programa conjunto con la ANEP de la Licenciatura en Educación Física que inició en Melo y ahora está en Rivera, y el Plan 2017 en Montevideo. Este es un plan ambicioso porque genera una estructura de cinco semestres del tronco común y de materias ordenadas en las cuatro áreas de desarrollo académico que tiene el ISEF: Deporte, Salud, Tiempo Libre y Ocio, y Prácticas Expresivas y Artísticas. Es un plan semestralizado, creditizado, con menor cantidad de materias y mayor carga horaria. Era inviable aumentar la matrícula sin tener un nuevo Plan de Estudios y se logró con muy buenos resultados. Tuvo ciertas dificultades como todo cambio, pero ha sido un éxito.

¿Qué función cumplirá el Centro de Memoria en Educación Física?
Es un centro que está compuesto por archivo, biblioteca y museo, para propiciar el acervo histórico de toda la documentación del campo, que está toda desperdigada. Esta institución tenía un montón de documentos en muy mal estado y dispersos por todo el país, con muy poca catalogación y sin poder ser investigados. La idea es que el centro permita justamente promover la investigación historiográfica en el campo de la Educación Física. Recibimos mucho asesoramiento de la Universidad de Minas Gerais y otros centros de memoria de Brasil para hacer este proyecto. También estamos trabajando con la Secretaría Nacional de Deporte, porque ellos tienen un acervo muy importante de fotografías, y el Centro de Fotografía de Montevideo. La inauguración será el 26 de febrero, en el marco del Congreso de Historia de la Educación Latinoamericana, porque vendrá un montón de extranjeros a Uruguay y vamos a aprovechar esa instancia para hacer una muestra fotográfica y de objetos de museo.

¿Sigue impulsando la idea de crear una Facultad de Educación Física?
Para ser Facultad necesitamos consolidación y desarrollo académico serio, y eso es algo que no puedo decir cuándo va a llegar. Estamos trabajando en forma sostenida para el crecimiento académico, y poner la idea en el horizonte fue importante justamente por el desafío de tener cada vez más magísteres, doctores, producción de investigación, libros, y contactos internacionales. Tenemos muchísimo para crecer, para llegar a impactar con nuestra producción de conocimiento en las políticas del primer nivel de atención en salud y trabajar en equipos interdisciplinarios en la prevención, la rehabilitación, el sistema de mutualistas, policlínicas, y el trabajo comunitario a nivel barrial. La Educación Física tiene que ser obligatoria en todos los años de Secundaria, no solamente hasta 4º, y para eso hay que tener recursos, porque no hay suficientes profesores recibidos. No hemos llegado a las escuelas rurales ni a todas las escuelas urbanas con las horas semanales que necesita un niño. Hay mucho a desarrollar y crecer en ese sentido, por eso creo que amerita un proyecto como los que hay en otros lugares del mundo que tienen facultades de Educación Física. Creemos que es una posibilidad y cuando demostremos con números, indicadores y producción que realmente estamos a la altura de una Facultad, llegaremos.

¿Qué metas u objetivos quedan pendientes al finalizar su gestión?
Una de las cosas que pensamos que iba a llegar para este año y nos quedó como un debe, es la maestría en Educación Física. Si bien logramos tener el Plan de Estudios, la aprobación se ha demorado mucho y se está corriendo para el período siguiente. Igualmente estamos fortaleciendo otras áreas para exigir a los docentes que tengan un perfil de investigación claro. Eso genera que trabajemos más para armar sus perfiles de investigación y que realmente presenten buenos proyectos para la admisión. Uno aprendió también en estos años los tiempos del Estado, y los mecanismos que tiene el cogobierno para hacer las cosas del mejor modo posible y con la mejor discusión. Para estar bien hechos, los cambios llevan tiempo.
Publicado el miércoles 6 de diciembre de 2017

Acceder a la noticia en formato de audio

Controles

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Entrevista a Paola Dogliotti directora del ISEF. Foto: Richard Paiva-UCUR. 01/12/2017
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados