Sitio de la Udelar

Sábado 21 de Julio de 2018

Noticia seleccionada

Los medios y las armas. Ciclo Mes de la Mujer

Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro, Georgina Mayo y Gabriela Pasturino. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUREste viernes continuó el ciclo de actividades organizado por el Servicio Central de Extensión y Actividades en el Medio (SCEAM) para conmemorar el Mes de la Mujer. Una de las mesas de diálogo de la jornada estuvo integrada con mujeres periodistas, que opinaron sobre los discursos de género que se expresan en los medios, y la participación femenina en la producción y consumo de sus contenidos.

La mesa fue una de las propuestas enfocadas en temáticas de género que se vienen desarrollando este mes, y que constituyen las Primeras Actividades Preparatorias de las Jornadas Nacionales de Extensión 2018. Se tituló «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad», y tuvo la participación de las periodistas Georgina Mayo, de Televisión Nacional, Pilar Teijeiro, de TV Ciudad, Soledad Platero, de La Diaria y otros medios, y Blanca Rodríguez, de Canal 10. El panel fue moderado por Gabriela Pasturino, integrante del Área de Derechos Humanos del SCEAM.

El rector Roberto Markarian, que abrió la actividad, expresó que el ciclo vinculado al Mes de la Mujer era una iniciativa «muy adecuada» para comenzar a preparar las Jornadas Nacionales de Extensión 2018, que se realizarán en noviembre. Agregó que la Udelar es una institución «muy feminizada», que el ciclo ha permitido dar una mirada académica sobre la temática, y que el cometido de la Universidad es ese, «pensar sobre los problemas».

Anunció que habrá más encuentros preparatorios de las Jornadas Nacionales de Extensión, se desarrollarán a mediados del año y estarán referidos a la solidaridad. Tendrán un capítulo vinculado al movimiento sindical y al movimiento cooperativo, y otro más genérico que gire en torno a tres conceptos: sensibilidades, prácticas, instituciones, explicó.

El rector comentó que este año la Udelar recuerda con especial atención cuatro acontecimientos importantes para la vida de los universitarios: en 1908, la aprobación de las primeras leyes que configuraron muchas de las características de la Universidad; en 1918, la Reforma de Córdoba; en 1958, la aprobación de la Ley Orgánica de la Universidad; y 1968, las movilizaciones estudiantiles que se replicaron en diversos países del mundo occidental. Por eso el Rectorado retomará una idea del ex rector Rodrigo Arocena y publicará libros referidos a esos acontecimientos, con la edición del Archivo General de la Universidad.

Iniciando el intercambio de la mesa, Mayo opinó que los medios convencionales y las redes sociales son instrumentos de trasmisión de estereotipos y prejuicios que se transforman luego en «modelos de referencia». Como ejemplo, refirió a la «catarsis primitiva» que recientemente hizo al aire el locutor Carlos Navarro Cordero en una difusora de Soriano, cuando expresó que «la culpa de que maten a las mujeres es de las mujeres». Mayo dijo que fue «un resumen amargo y lamentablemente franco de lo que piensan muchos uruguayos, y así lo terminan explicitando en las redes sociales». La periodista afirmó que los medios de comunicación hegemónicos «crean una realidad», que puede ser parecida pero nunca igual a lo que sucede, a veces a propósito o por pura ignorancia, y hacen «que la gente repita, y mal, conclusiones, extractos de información». También provocan que se refuercen estereotipos y se encasillen personas.

Observó que en los medios predominan los periodistas hombres, sobre todo en las radios. En el periodismo deportivo la participación de las mujeres es ínfima, pero además, en redes sociales las opiniones sobre temas deportivos expresadas por hombres son mucho más valoradas y aceptadas que las que emiten las mujeres. Mayo también se refirió a la construcción de prejuicios a partir de titulares concretos, con la elección de palabras y conceptos que pueden estigmatizar.

Que estudian, que cuidan
Teijeiro afirmó que «hay muchas más mujeres en los medios de comunicación que hace varios años», igualmente estos siguen siendo de dominio masculino porque los puestos de dirección están ocupados mayoritariamente por varones. Según un estudio realizado en 2011 por la Asociación de Prensa Uruguaya con apoyo de ONU Mujeres, en nuestro país 4 de cada 10 trabajadores en los medios son mujeres, más jóvenes y mucho más formadas que los hombres (62% completaron una carrera universitaria en comunicación, mientras que menos de 20% de los hombres lo hicieron).

A partir de esto, cuestionó que se adjudique la falta de mujeres en cargos directivos a una baja formación profesional, cuando el verdadero motivo reside en que las mujeres con hijos o adultos mayores a su cargo deben priorizar su cuidado por encima del trabajo y, por tanto, dividir su tiempo entre varias tareas. Es así que las mujeres no pueden acumular varios trabajos como los hombres y consecuentemente ganan menos, lo que se percibe en la brecha salarial de género.

También hizo hincapié en la autocensura de las mujeres en los medios, que a veces evitan sugerir la cobertura de ciertos temas para que «no te tilden de feminista». A nivel de contenidos, la escasa presencia de mujeres en cargos directivos influye en la agenda de temas a cubrir. Los medios son grandes multiplicadores de estereotipos que trabajan con simplificaciones o generalizaciones, porque no es posible profundizar demasiado en cada tema dentro de un informativo de televisión, y «ahí es cuando a veces erramos y fortalecemos las desigualdades que existen en la sociedad». Es fácil encontrar mujeres en contenidos sobre las artes y los famosos; aparecen menos en las noticias, generalmente dando testimonios y no como expertas o profesionales en una temática. Estadísticamente solo 24% de las personas entrevistadas en los medios de comunicación son mujeres. Según Teijeiro, desde los medios «no las buscamos en primera instancia, entonces siempre están los mismos economistas, los mismos sociólogos», y explicó que a veces el motivo es que «tienen el teléfono más libre y están más acostumbrados a hablar en público».

Teijeiro concluyó que todas las cuestiones mencionadas deben ser identificadas y combatidas desde adentro de los medios y aclaró que en su caso decidió dejar su militancia feminista fuera del ejercicio de su profesión, pues en sí mismas «las coberturas deben ser equilibradas en el tratamiento de género, utilizando un lenguaje neutro, evitando los estereotipos y contemplando la diversidad».

En su intervención, Soledad Platero expresó que las mujeres «no son invisibles en los medios de comunicación, se ven más mujeres que hombres», sin embargo, la cuestión está en cómo son vistas. Los medios masivos son «extremadamente conservadores», pretenden que todo siga como está, que si hay innovación sea para reforzar el esquema imaginario que tenemos de la sociedad, y que «cada vez menos seamos sujetos políticos y tratemos de cambiar las cosas».

Al igual que Teijeiro, afirmó que las mujeres no son incluidas en los contenidos para opinar, a menos que sea sobre «temas de mujeres: el feminismo o el género, la salud, la educación, es decir, los cuidados». También concordó en que tienen «un tiempo consagrado a los demás», al cuidado de hijos u otras personas, que no pueden dejar en segundo plano. Como los medios son conservadores presentan a las mujeres en roles fijos como «víctimas, pasivas y aceptadoras del estado de las cosas». Por ejemplo, son quienes brindan sus testimonios cuando hay un crimen en un barrio, porque «son las que no deben tener nada que hacer y solo tienen esa oportunidad de irrumpir en el espacio público».

Armas poderosas
Platero reflexionó que se pueden aceptar mujeres en cargos directivos, siempre y cuando no se salgan del lugar que está previsto para una mujer que lidera: «el asunto con las mujeres es que no pueden hacer nada que sea revolucionario en los medios de comunicación, su lugar está atado a lo privado, lo pasivo y lo íntimo». Para la periodista, el problema grave de los medios masivos, que excede al problema de ser mujer o varón, es que su propósito es «reforzar un estado de cosas, un imaginario, un modo en que queremos vernos», lo cual tiene consecuencias «nefastas» porque mucha gente se educa a partir de lo que ve en los medios de comunicación y después lo reproduce en las redes sociales.

Por su parte Rodríguez enfocó su intervención en la televisión abierta. «El grueso del público de televisión abierta es femenino, en una relación de 68% a 32% frente al público masculino», explicó. Además, pese al avance del consumo de contenidos audiovisuales a través de internet, en los últimos tres años «hay un retorno del público a la TV abierta, básicamente a los programas nacionales, de entretenimiento y noticieros», un público que se distribuye equitativamente en todos los niveles socioeconómicos. Tenemos que pensar «que allí hay un 68% de oportunidades en esas mujeres, para transmitir mensajes que resignifiquen el discurso de género», afirmó. Acotó que el 44% del público femenino en la TV abierta es mayor de 60 años.

Rodríguez expresó que aunque todavía falta avanzar mucho, la presencia de las mujeres en los medios televisivos ha crecido notoriamente, en diferentes roles periodísticos y en lugares donde antes era impensable, «y no todas somos lindas, somos normales». Si bien los directores son hombres, muchos equipos periodísticos están compuestos por mujeres formadas y comprometidas que defienden lo que producen porque «saben que un micrófono es un arma poderosísima». Se declaró «optimista», aunque reconoció que «nada es fácil para las mujeres». Opinó que algunos eslóganes de la lucha por la igualdad de género han quedado atrasados, porque en nuestro país ya se han obtenido muchos logros, hay que reconocerlos y pelear por otros nuevos.

También afirmó que una mayor presencia de mujeres en los medios «no asegura que resignifiquemos el discurso de género», hay comunicadoras que juegan en contra de ese sentido, «y tienen público», por eso es necesario que nos miremos como consumidores. Rodríguez opinó que «estamos transitando lentamente un proceso en donde las cosas son menos estereotipadas que antes», y destacó que las mujeres en los medios han podido poner en juego conceptos como el femicidio, adoptando esa terminología en las noticias. Con respecto al uso de las redes sociales, dijo que «no estamos poniendo el ojo», allí se expresan conceptos sumamente negativos sobre el tema, y es necesario atender esos espacios porque es en internet donde «están las niñas y las adolescentes». Para finalizar citó el artículo «¿El público le hace mal a la televisión?», de Umberto Eco, que analiza la capacidad de las personas para discutir, criticar y contradecir mensajes emitidos en los medios, generando opinión a través de sus propias vías de intercambio.

Publicado el sábado 17 de marzo de 2018

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro y Georgina Mayo. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro, Georgina Mayo y Gabriela Pasturino. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Pilar Teijeiro. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Blanca Rodríguez. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Soledad Platero. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro, Georgina Mayo y Gabriela Pasturino. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro, Georgina Mayo y Gabriela Pasturino. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Georgina Mayo. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Georgina Mayo. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro, Georgina Mayo y Gabriela Pasturino. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro, Georgina Mayo y Gabriela Pasturino. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR Blanca Rodríguez, Roberto Markarian, Soledad Platero, Pilar Teijeiro, Georgina Mayo y Gabriela Pasturino. «Estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación: barreras para la igualdad» .16/03/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados