Sitio de la Udelar

Lunes 17 de Junio de 2019

Noticia seleccionada

CDC culminó aprobación de cambios en Estatuto del Personal Docente

Consejo Directivo Central de la Udelar. 25/09/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR.El martes 25 el Consejo Directivo Central (CDC) de la Universidad de la República (Udelar) finalizó la revisión y aprobación de varios textos tendientes a modificar decenas de artículos del Estatuto de Personal Docente (EPD) que rige en la actualidad. La propuesta introduce cambios relativos a renovación de cargos, concursos, evaluación, dedicación horaria, cese, entre otros aspectos. La entrada en vigor de un nuevo estatuto podrá tardar varios meses.

El texto aprobado deberá pasar a revisión de la Dirección General Jurídica de la Udelar, un proceso que podrá llevar al menos tres meses, pero seguramente sean más. Si se sugieren modificaciones —probablemente sean nulas o mínimas—, las normas serán evaluadas por el CDC antes de aprobarse y entrar en vigencia. Además, para aplicar un nuevo estatuto, al año siguiente deberán modificarse las ordenanzas de cada servicio.

Este proceso de revisión del estatuto comenzó en 2017, luego que el rector Roberto Markarian impulsara la creación de un Grupo de Trabajo para generar una primera propuesta de cambios. El equipo se conformó con Gianella Bardazano, Alejandro Bielli y Nicolás Wschebor, y en agosto de ese año presentó un documento para difundir y discutir entre los órdenes. Dos meses después la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR) elaboró un documento propio, y al mismo tiempo el CDC creó una comisión integrada por el rector, representantes de las áreas académicas y los órdenes, con el fin de profundizar el trabajo sobre el tema.

Por partes
Las modificaciones fueron redactadas a lo largo de numerosos encuentros del grupo de trabajo y de la comisión en base a propuestas propias y a la realizada por ADUR. El CDC las analizó por etapas en cuatro oportunidades, en julio, agosto y setiembre de este año. Los últimos artículos que aprobó fueron considerados este martes, y refieren a la renovación de cargos, al límite de edad para desempeñarse como docente, a las publicaciones relacionadas con la actividad académica. También se redactó un artículo que determina las categorías Dedicación Total, Alta, Media y Baja para los cargos docentes, que están directamente relacionadas con tareas específicas y además deberán ceñirse a ciertas cargas horarias específicas.

Si bien el nuevo EPD implicará cambios relevantes en las regulación de la actividad docente, es importante considerar que, más allá de los plazos que sean necesarios para su puesta en vigencia, las modificaciones no podrán ponerse en práctica de forma inmediata. El CDC resolvió que serán implementadas «de forma gradual y condicionadas a la aprobación y adecuación de las reglamentaciones correspondientes, además de la asignación de los recursos presupuestales necesarios para su ejecución».

En todos los casos en que el nuevo estatuto establezca plazos, «los tiempos se contarán desde su puesta en vigencia sin afectar en ningún caso derechos adquiridos, de forma de no generar situaciones que perjudiquen a personas en particular. Muchos de los cambios serán paulatinos y se aprobará una serie de disposiciones transitorias que regulen este proceso, adaptándolo a la realidad particular de cada servicio» (Resolución del CDC Nro. 47, 17 de abril de 2018).

Evaluar y renovar
La comisión que comenzó a trabajar en noviembre del año pasado definió una serie de fundamentos para orientar los cambios en el estatuto. Entre otros aspectos generales inherentes a la función docente, el grupo entendió que era importante explicitar en el EPD que la enseñanza de grado constituye una actividad irrenunciable en estos cargos. Además, propuso corregir aquellos ítems que se basan en la idea de una estructura piramidal de cátedras, y adecuarlos a un modelo basado en unidades académicas, así como también reunir la normativa sobre los funcionarios docentes que se encuentra dispersa y unificar procedimientos entre los servicios.

En relación a la carrera docente, la comisión consideró que se debía eliminar la figura del docente honorario, institucionalizar el régimen de oportunidades de ascenso, profundizar en el carácter formativo de los cargos de Ayudante y Asistente reforzando la mención explícita a la formación de posgrado para los Asistentes, establecer plazos máximos de permanencia en esos cargos en toda la Universidad, y estipular la necesidad de la formación de posgrado o equivalente para el acceso a los cargos de grado tres, cuatro y cinco.

Otros aspectos relevantes que se tomaron en cuenta para la reforma del estatuto fueron la regulación el vínculo funcional que tienen los docentes contratados transitoriamente, la fijación de una edad de retiro obligatorio, de manera de unificar las diferentes reglamentaciones existentes, y el establecimiento de claras categorías de dedicación horaria semanal (alta, media y baja dedicación, además del régimen de dedicación total) con el objetivo de simplificar los procedimientos administrativos y la evaluación de desempeño.

También se determinó que era necesario establecer derechos vinculados a la igualdad de género ausentes en el estatuto actual, fijando plazos complementarios en el momento de renovación en el cargo para aquellas docentes que hayan estado embarazadas durante el último período del ejercicio en el cargo y asegurando la permanencia en el cargo por un año de toda docente en los casos en que el vencimiento del período en curso ocurriera durante el ejercicio de licencia por maternidad.

En atención a esos objetivos, se trabajó sobre más de cuarenta artículos. La mayoría corresponden al título I del estatuto («Disposiciones generales»), y algunos al título II («Régimen de dedicación total para el personal docente»), aunque sobre este particular no se impulsaron cambios directos, si no que solamente se revisaron aspectos vinculados con la modificación de otros artículos.

Algunos textos aprobados
«Artículo 32° - I. Los Decanos y los miembros de los Consejos de Facultad, así como las autoridades de los demás Servicios Universitarios deberán ejercer el contralor de la docencia tratando de formar convicción personal, de manera directa o indirecta por los mecanismos que estos consideren apropiados, acerca de la labor de quienes desempeñan tareas docentes en las respectivas Facultades o Servicios. La evaluación de la actividad docente tendrá en cuenta simultáneamente los artículos 1°, 42° y 43° de este Estatuto.
II. La Ordenanza de cada servicio incluirá una guía para la estructuración de los informes de actuación de los docentes y pautas de evaluación integral, para colaborar en la mejora sistemática de la calidad del desempeño de los docentes en el cumplimiento de sus funciones. Las pautas de evaluación deberán explicitar las tareas que se espera realicen los docentes en acuerdo con su grado y carga horaria. La evaluación deberá tener en cuenta el conjunto de lo realizado durante el período correspondiente, así como las circunstancias especiales que puedan afectar el desempeño docente, como la maternidad,la paternidad, la enfermedad.
En las instancias de reelección se deberá presentar un plan de trabajo para el siguiente período. En el caso de los grados 1 y 2 dicho plan de trabajo dará importancia central a la formación del docente.
En las instancias de evaluación en general se deberá tener en cuenta: las tareas realizadas en el período en materia de enseñanza de grado y postgrado, investigación y otras formas de actividad creadora, extensión y actividades en el medio, los aportes a las tareas docentes de su actividad profesional (en el caso de los docentes que tengan baja dedicación horaria, Artículo 43°), formación del docente, formación de recursos humanos (en el caso de los grados 3, 4 y 5), tareas de dirección académica, actividades de gestión, contribución al cogobierno.
Se valorará de manera cualitativa y general el plan de trabajo presentado en la renovación anterior.
Los informes respectivos deberán tener en cuenta lo que antecede y contribuir a la mejor apreciación de los aspectos señalados».

«Artículo 34° - Se fija los setenta años como límite de edad máximo para ocupar cargos docentes en carácter efectivo o interino o para desempeñar funciones docentes e la Universidad de la República. Mediante ordenanza los servicios podrán fijar límites menores. Estos no podrán ser inferiores a los sesenta y cinco años de edad.
Los docentes que alcancen el límite de edad fijado cesarán en sus cargos el 31 de diciembre del año en el que alcanzaron dicha edad. Con el voto conforme de dos tercios de sus miembros se podrá proceder a la designación y renovación de los docentes que hayan cesado por límite de edad para desempeñar las tareas docentes que el Consejo determine, en carácter de personal contratado o libre (artículo 10°), en ambos casos por períodos no mayores a tres años. Se podrá efectuar una única renovación con sueldo.
Con las mismas mayorías especiales podrá renovarse al docente en calidad de libre, sin sueldo, por períodos sucesivos de tres años».

«Artículo 43º - Las tareas docentes deberán ser acordes a la carga horaria según los siguientes criterios:
Docentes de Dedicación Total: Son docentes que deberán cumplir integralmente con las funciones universitarias. Asimismo, deberán asumir responsabilidades vinculadas a la gestión académica. Este régimen está regulado por el Título II de este estatuto.
Docentes de Dedicación Alta: Quienes integren esta categoría deberán cumplir integralmente las funciones docentes, desarrollando todas ellas durante el período de desempeño, con énfasis relevante en la función de enseñanza y una de las funciones listadas en los literales b) y c) del artículo 1. Asimismo, deberán asumir, de acuerdo a su grado, responsabilidades vinculadas a la gestión académica.
Docentes de Dedicación Media: Son docentes con carga horaria intermedia que deben desarrollar cabalmente la función de enseñanza y una de las funciones listadas en los literales b) y c) del artículo 1.
Docentes de Dedicación Baja: Esta categoría incluye a docentes cuyas tareas están principalmente asociadas a las funciones de enseñanza.
Para los grados 1 y 2 los requisitos de formación serán los especificados en el artículo 42°.
Para los grados 3, 4 y 5, la designación de un docente en esta categoría no se requerirá formación de posgrado, pero de acuerdo al grado se le requerirá las siguientes condiciones:
Grado 3: actividad profesional relevante, que asegure experiencia en su área de desempeño, conocimiento solvente y actualizado de ella.
Grado 4: actividad profesional relevante que asegure experiencia en su área de desempeño, conocimiento solvente y actualizado de ella, y de alguna forma de actividad creativa e independiente en su área de conocimiento.
Grado 5: actividad profesional relevante, que asegure los máximos niveles de experiencia, profundidad de conocimientos en su campo y formas de actividad creativa. En todos los casos se valorará positivamente la formación de posgrado u otras formas de validación de la capacidad creativa que posean los aspirantes.
Quienes revisten en esta categoría horaria podrán cambiar a otra si cumplen las condiciones de ingreso requeridas por el artículo 42, de acuerdo a su grado.
En todas las unidades académicas se tenderá a que la mayoría de los cargos de grado 3, 4 y 5 sean de dedicación media o alta».

Noticias relacionadas:

Sobre modificaciones al texto del EPD aprobadas por el CDC el 01/09/2018: Avances en el Estatuto del Personal Docente
Sobre modificaciones al texto del EPD aprobadas por el CDC el 10/07/2018: Nuevo Estatuto del Personal Docente se discute en el CDC

Ver modificaciones al texto del EPD aprobadas por el CDC el 21/08/2018

Publicado el miércoles 26 de setiembre de 2018

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Consejo Directivo Central de la Udelar. 25/09/2018. Foto: Richard Paiva-UCUR.
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados