Sitio de la Udelar

Jueves 15 de Noviembre de 2018

Noticia seleccionada

Trabajadores jubilados de la Udelar fueron homenajeados

La Universidad de la República (Udelar) homenajeó a todos los funcionarios docentes, técnicos, administrativos y de servicio (TAS) que se jubilaron en el último año. Fue una ocasión para agradecerles y reconocer sus aportes a la institución, a la que dedicaron muchísimas horas de su vida.

Entre el 1.° de setiembre de 2017 y el 31 de agosto de 2018 se jubilaron 103 docentes y 150 funcionarios TAS. La Udelar los convocó para esta ceremonia, que se realizó el jueves 1.° de noviembre en la Facultad de Información y Comunicación, y que reunió a gran parte de ellos, acompañados por sus familiares y amigos.

El homenaje comenzó con la participación del representante de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR), Rafael Rey, el representante de la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (AFFUR), Alcides Garbarino, la directora General de Personal, Claudia Perrone, y el prorrector de Gestión Administrativa, Hugo Calabria.

Todos destacaron que el motivo del encuentro era «agradecer el compromiso» de los homenajeados, el tiempo que dedicaron a la Universidad y su aporte al desarrollo de la institución. Rey indicó que el colectivo docente no suele realizar homenajes, por eso celebró la iniciativa de la Udelar y la oportunidad de reconocer a sus colegas. Comentó que fue primero alumno y después compañero de trabajo de varios homenajeados, en diferentes servicios.

También se refirió a la reciente aprobación de los cambios al Estatuto del Personal Docente, en especial, a los debates respecto a la edad de retiro. Explicó que tras intensas discusiones se resolvió que el límite de edad de jubilación para los docentes en todos los servicios fuera de 70 años. Igualmente, se procurará que aquellos que se jubilan sigan vinculados a la institución, si tienen «el interés, la energía y la voluntad» para colaborar con algunas tareas; por eso el homenaje «no es una despedida», señaló.

Garbarini afirmó que la palabra justa, central en el homenaje, era «gratitud». Destacó el compromiso de los funcionarios con la institución, les agradeció por haber tenido muchas veces «la camiseta puesta» para defender no solo a la Udelar sino a la educación pública. Muchas veces los trabajadores universitarios «han puesto el hombro y la cabeza» para esa defensa, en un esfuerzo no siempre reconocido, y no siempre con las mejores condiciones laborales, señaló.

«Sentimos a la institución en parte como nuestro hogar, ahí se ponen muchas horas de nuestra vida y expectativas», puntualizó. Añadió que los rectores y los decanos pasan, mientras que los funcionarios permanecen para intentar mejorarla.

Perrone indicó que «es indispensable dar un alto en la tarea del año para poder reconocer el compromiso de cada uno de ustedes para que la Universidad pueda cumplir sus objetivos». Observó que el evento también es propicio para el reencuentro y abrazo entre viejos compañeros. La directora destacó el esfuerzo de los funcionarios de la Dirección General de Personal para organizar año a año esta ceremonia de homenaje, para que todo salga bien y para aportarle «calidez».

A su turno Calabria transmitió un mensaje del rector Rodrigo Arim, que no pudo asistir al acto porque debió participar de una reunión de rectores de la Asociación de Universidades Grupo Montevideo. El rector también agradeció el «compromiso sostenido en el tiempo» de los funcionarios homenajeados, y recordó que la Udelar es «una construcción colectiva y dinámica». «Mucho les debemos como institución», luego de trabajar tantos años en pos de logros que seguramente «impactaron en sus vidas». El retiro «no es una despedida, sino solo un hasta luego», porque la Udelar seguirá siendo su casa, señaló.

Calabria explicó que el evento era un lindo momento para él porque se encontraba en un doble papel: «el del que reconoce, homenajea, y también el del que recibe una medalla tras cumplir un ciclo en la institución». Se declaró honrado de homenajear a los funcionarios jubilados, a su dedicación y esfuerzo y también a sus familias.

Dijo que mirando hacia atrás, «uno ve que se cosechan amigos, alguna desventura, anécdotas e ideas, conceptos, algo que podríamos definir como una gran filosofía institucional, que está en lo más profundo de nosotros y que consciente o inconscientemente todos compartimos». Agregó que no podemos pensar en la Universidad sin tener en cuenta todo lo que le aportamos con nuestro trabajo.

Comentó que en esa trayectoria se encuentran amigos y compañeros, y recordó especialmente a aquellos que debieron abandonar su trabajo con la llegada de la intervención, a los que cayeron, a los que no pudieron regresar, y a los que volvieron para poner su mejor esfuerzo en la construcción de la Universidad actual. Invitó a todos a atrapar el momento de recuerdo y homenaje «en lo más profundo de nuestro corazón».

Todos los homenajeados fueron llamados para recibir su medalla de reconocimiento, junto con el saludo de autoridades y compañeros. La ceremonia finalizó con la actuación del músico Mario Paz.
Publicado el viernes 2 de noviembre de 2018

Acceder a la noticia en formato de audio

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados