Sitio de la Udelar

Martes 17 de Setiembre de 2019

Noticia seleccionada

III EITICE en Uruguay: intercambio sobre educación en privación de libertad

El III Encuentro Internacional de Tesistas e Investigadores en Temáticas de Cárceles y Acceso a Derechos Educativos (EITICE) comenzó el jueves 5 de setiembre en el Paraninfo de la Universidad de la República, con la participación del rector de la Udelar Rodrigo Arim, integrantes del Comité Académico del encuentro y representantes de la Mesa interinstitucional de Educación para personas en conflicto con la Ley Penal. El evento, que continuará hasta el sábado 7, tiene como objetivo promover la investigación sobre este tema en las universidades de la región.

Al igual que los dos anteriores realizados en otras universidades en 2017 y 2018, este encuentro busca reconocer, acercar y consolidar a los grupos de investigación, investigadores y tesistas cuyos temas de indagación se vinculan a partir de las temáticas de privación de libertad y acceso a la educación y sus articulaciones con el acceso a otros derechos.

Durante los días 5, 6 y 7 de setiembre en Montevideo se realizarán mesas simultáneas de intercambio y discusión de trabajos de investigación referida a la educación en privación de libertad en el marco de seis ejes: el derecho a la educación, sentidos y significados; la educación en privación de libertad: investigaciones desde una perspectiva pedagógico/didáctica; leer y escribir en el encierro; pensar la formación docente desde las prácticas; la universidad en la cárcel y la perspectiva del derecho/política criminal.

Programa completo de III EITICE

Descargar invitación a Mesa de Apertura

Ana Vigna, investigadora uruguaya e integrante del Comité Académico del III EITICE dialogó con el Portal de la Udelar sobre la situación de nuestro país con respecto al acceso a los derechos educativos de los estudiantes privados de libertad, los desafíos que enfrentan y la importancia de este tipo de encuentros. Es docente e investigadora del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (Udelar) e integra el Núcleo de Análisis de la Criminalidad y la Violencia. Se ha especializado en temas vinculados a género y delito, trayectorias delictivas, sistema penitenciario y políticas públicas.

La situación en Uruguay: avances y dificultades
Con respecto a la situación de los estudiantes privados de libertad en Uruguay, Vigna explicó que hay «un alto grado de heterogeneidad entre los diferentes establecimientos de reclusión». Según señaló «algunas unidades cuentan con un marco relativamente propicio para el desarrollo de actividades educativas» pero «en otros establecimientos las condiciones distan mucho de ser las óptimas y el acceso a la educación se restringe a una proporción muy pequeña de personas privadas de libertad». En cualquier caso, la cobertura resulta insuficiente: «son claramente más las personas que tienen la voluntad de acceder a la oferta educativa, que las que logran efectivamente hacerlo».

Vigna entiende que más allá de las deficiencias de la situación actual, deben reconocerse los avances notorios que ha tenido la educación en el sistema penitenciario en estos últimos años en nuestro país. Mencionó la aprobación en el año 2005 de la Ley de Humanización para el sistema carcelario, que incorporó la redención de pena por trabajo o estudio, que «significó un evento de extraordinario valor, intensificando la demanda por parte de la población privada de libertad por el acceso a la educación y generando incentivos adicionales para estudiar» consideró la investigadora.

El aumento de la demanda «generó una presión a nivel de las instituciones educativas que ya contaban con cierta experiencia dentro del sistema, básicamente Primaria y Secundaria, que respondieron generando programas específicos, incrementando en gran medida su plantel docente y extendiéndose a lo largo de todo el país», señaló.

En este sentido, años después, «este crecimiento comienza a ejercer presión también sobre la enseñanza terciaria y universitaria, generándose una respuesta, aún incipiente, por parte de la Universidad de la República» sostuvo Vigna.
También, mencionó «los logros en materia de fortalecimiento institucional», como la creación de la Coordinación de Educación y Cultura a la interna del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y la Mesa Interinstitucional de Educación para personas en conflicto con la ley penal que surge a partir de la articulación entre diversos actores.

Al referirse a las dificultades que enfrenta la educación para los estudiantes en privación de libertad dijo que «son de diverso tipo». Primero mencionó la cobertura dado que «aún en los establecimientos con mejores condiciones, son relativamente pocas las personas que logran acceder a una plaza educativa». Según el Informe Anual 2017 del Comisionado Parlamentario, «poco más de una de cada cinco personas privadas de libertad accede a la educación formal» indicó. «Mientras la enseñanza Primaria y Secundaria cuentan con un grado de desarrollo más amplio, las opciones se reducen drásticamente tanto en lo que respecta a la formación técnica, como a la educación superior» agregó Vigna.

En segundo lugar, se refirió a las restricciones vinculadas a las condiciones materiales como la disponibilidad, la ubicación y características edilicias de los salones, el acceso a los materiales de estudio, la disponibilidad de tiempo y el espacio adecuado para estudiar fuera del aula. «Así como a la escasez de recursos humanos destinados a la tarea, tanto en lo que refiere al plantel docente y administrativo, como al personal penitenciario encargado de garantizar el acceso de los estudiantes a los espacios educativos» señaló la socióloga.

La tercera dificultad que «deseo destacar es la relevancia del aspecto motivacional, que es fundamental para cualquier estudiante» subrayó. En este sentido, considera importante poder «generar dispositivos destinados a acompañar a los estudiantes, y mantener su motivación y entusiasmo en un contexto tan adverso y cambiante como el de la privación de libertad, que debería considerarse como una prioridad en las propuestas educativas y del sistema penitenciario en su conjunto».

Desafíos pendientes
Con respecto a los principales desafíos, Ana Vigna entiende que es importante «consolidar el accionar de los diversos actores educativos, que han sido tradicionalmente considerados como externos al sistema penitenciario, en la cotidianeidad de los establecimientos de reclusión». En este sentido, «se debe ir ganando espacios, logrando llegar a un mayor número de estudiantes, consolidar lógicas de funcionamiento que permitan visualizar a quienes estudian dentro de las cárceles como estudiantes, más que como presos».

Además, mencionó que «resta mucho trabajo por hacer por parte de las instituciones educativas en relación a la formación específica de los docentes que trabajan en cárceles, la adaptación de los contenidos y de las estrategias de enseñanza-aprendizaje al contexto de encierro y a los perfiles de la población penitenciaria, así como en cuanto al diseño de estrategias que permitan un uso más racional de los escasos recursos disponibles».
Finalmente, entiende que otro desafío es la articulación interinstitucional «para lograr una expansión de salidas transitorias por motivos educativos, así como para el mantenimiento de las trayectorias educativas en el medio libre una vez que finaliza el período de privación de libertad».

III EITICE en Uruguay
Con respecto al EITICE, señaló que este tipo de encuentros es muy importante porque «las distintas universidades presentes en los países de la región muestran grados y modalidades muy diversas de inserción en el medio penitenciario». Por tanto, este tipo de actividades «permite el intercambio sobre buenas prácticas que puedan ser replicadas en otros contextos, así como la superación de dificultades que, lejos de ser privativas de uno u otro país, se repiten más allá de las fronteras nacionales».

Por otro lado, en términos estrictamente académicos, «habilita a la consolidación de un campo de estudio relativamente reciente en la región, promoviendo el desarrollo conceptual y metodológico enraizado en el contexto latinoamericano» explicó Ana Vigna.


Más información sobre el III EITICE.

Noticia relacionada: Investigadores en temáticas de cárceles y derechos educativos se reunirán en Montevideo

Noticia relacionada: Hacia el encuentro de investigadores en temáticas de cárceles y derechos educativos en Montevideo



Publicado el miércoles 21 de agosto de 2019

Acceder a la noticia en formato de audio

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Unidad Nº 6 de Punta de Rieles
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados