Sitio de la Udelar

Domingo 15 de Diciembre de 2019

Noticia seleccionada

Tutorías entre pares: Riqueza en la diversidad

El 12 de noviembre se desarrolló el XI Encuentro de Tutorías entre Pares (TEP), con la participación de cientos de estudiantes de diversos servicios universitarios. El rector Rodrigo Arim destacó el valor de este programa para alcanzar una democratización real de la Universidad de la República (Udelar)

Las TEP son una estrategia llevada adelante por el Programa de Respaldo al Aprendizaje (Progresa) , de la Comisión Sectorial de Enseñanza (CSE) de la Udelar, en la cual estudiantes universitarios acompañan y apoyan a otros en su trayectoria educativa en la Udelar, apuntando a la inserción en la vida universitaria.

Al comenzar la jornada, Ricardo Scagliola, responsable de Comunicación de Progresa, explicó que las TEP se implementan a través de un módulo de formación teórica y un módulo de trabajo en territorio, ambos creditizados para estudiantes de servicios de la Udelar y del Instituto de Formación en Educación Social. La propuesta de formación involucra un nivel teórico y un nivel práctico, donde a los contenidos centrales y transversales se incorporan otros específicos para el abordaje de núcleos temáticos vinculados a la diversidad de características y contextos en que se desarrolla la acción tutorial.

Esto incluye el acompañamiento a poblaciones específicas, como los estudiantes de ingreso a la Udelar y permanencia; de preingreso e interfase entre Educación Media Superior y Educación Superior; de preingreso con Educación Media Básica y un énfasis en el trabajo a nivel territorial; en situación de discapacidad (perspectiva de inclusión educativa); del interior del país; universitarios privados de libertad (con énfasis en lo académico); en el marco de cursos específicos en los Servicios Universitarios (con énfasis en lo académico); de ingreso y permanencia abordando la lectura y escritura académica en conjunto con el programa de Lectura y Escritura Académica (LEA) de la Comisión Sectorial de Enseñanza (CSE).

Como un derecho
De acuerdo al último censo de educación terciaria, el 48% de los estudiantes activos de la Udelar son primera generación de universitarios en su familia. La matrícula de ingreso aumentó 71% entre 2000 y 2017, y la tasa de egreso se duplicó en ese período alcanzando el 48%. Estas transformaciones, indicó Scagliola, muestran un avance en el proceso de democratización de la educación superior en nuestro país, que es un compromiso de la Udelar. En este proceso de cambio, las TEP son «potenciales alternativas pedagógicas que contribuyen a pensar la Universidad como un derecho».

Una vez al año Progresa organiza este encuentro como una instancia de intercambio de experiencias y de reflexión, que tiene como protagonistas principales a los estudiantes que participan, incluyendo también a algunos actores institucionales, docentes e investigadores. Durante los últimos 10 años, el encuentro se ha transformado «en una instancia de referencia para el diálogo e intercambio sobre las estrategias de orientación al ingreso y apoyo a la permanencia en la Universidad», afirmó.

Por su parte la coordinadora de Progresa, Carina Santiviago, planteó pensar la democratización de la Udelar en términos de que puedan acceder más estudiantes que antes no accedían a ella, que pertenecen a la primera generación de universitarios en sus familias, que trabajan, y/o pertenecen a los quintiles más bajos de la población. «Necesitamos que más de estos estudiantes accedan a la Universidad, y esto nos obliga a poner en foco la permanencia y el egreso de esos estudiantes», señaló.

En cuanto a las investigaciones internacionales sobre la temática, mencionó estudios sobre la desvinculación que constatan que «si bien es un tema importante, no da pistas a quienes trabajan sobre la permanencia y el egreso sobre cuáles son las medidas más efectiva para fortalecerlos». Este fenómeno sitúa la responsabilidad de que los estudiantes permanezcan o no en las características de la institución, es decir, la Universidad es responsable de dar las condiciones para que todo aquel estudiante que esté habilitado y así lo desee pueda permanecer y egresar de la institución con aprendizaje de calidad.

El investigador Eduardo Rinesi plantea la necesidad de ser cuidadosos al convocar a estos nuevos contingentes de estudiantes a que participen de la vida universitaria porque cuando llegan se termina expulsándolos con mecanismos sutiles. Otro investigador, Vincent Tinto, hace énfasis en la participación de los estudiantes y su involucramiento en su propio proceso formativo. En ese sentido, Santiviago sostuvo que son fundamentales las TEP, por ser «una herramienta privilegiada, un canal de participación excelente que permite vehiculizar las inquietudes de los estudiantes y lograr una participación bastante importante».

En el lugar del otro
De un estudio en la cohorte 2018 de estudiantes que fueron tutores en las TEP se desprende que son un aporte significativo para la trayectoria educativa del tutor, porque este se involucra en su propio proceso de formación, en el de sus pares y se involucra en y con la institución, pues la Udelar pasa a ser parte de la práctica misma. Además, muestra que un 65% de esos tutores son primera generación de universitarios en su familia, el 49% proviene del interior, el 30% trabaja, y el 76% provienen de instituciones educativas públicas. El 85% de los que contestaron están satisfechos con lo que aprendieron en el curso, el 94% está muy satisfecho con la metodología, y el 82% considera que le aportó nuevas habilidades y herramientas para fortalecer sus propias trayectorias educativas.

Respecto a los tutorados, el estudio muestra que 74% destaca la capacidad de los tutores de ponerse en el lugar del otro, un 71% la capacidad de escucha y un 64% la claridad para comunicarse. Asimismo, vinculan el aporte de las tutorías para su continuidad educativa con el conocimiento de los cursos y los objetivos de los planes de estudio, la motivación por la carrera, el conocimiento y apoyos institucionales y trámites administrativos, y algunos otros aspectos como las nuevas técnicas de estudio. El 90,1% valora bien o muy bien la propuesta y un 69,2% manifiesta interés en desempeñarse como tutor en el próximo semestre.

El prorrector de Enseñanza Juan Cristina afirmó que «está claro que la educación que damos no es neutra, porque nunca lo es, la educación no es ajena a un sistema de valores». Tener 1000 estudiantes por año que hacen tutorías «es una riqueza enorme que tiene nuestra universidad», en el mundo actual esto «habla de por sí de un conjunto de valores que sostenemos, que es distintivo de nuestra universidad», señaló.

Agregó que en la educación de hoy «el acompañamiento es uno de los ejes fundamentales», porque en poco tiempo ha habido un cambio civilizatorio: venimos de una educación que preparaba para un mundo que era local y lineal, y necesitamos adaptarla a un mundo que es global y exponencial. El futuro de un país pequeño como el nuestro depende de la calidad de la educación de su gente, de los jóvenes, afirmó. Felicitó a los tutores y expresó que «las TEP nos enriquecen a todos».

Arim afirmó que además de dar un cierre al trabajo realizado en el año por los tutores y el equipo docente de Progresa, el encuentro es un reconocimiento al programa TEP por ser un instrumento valioso de la política de democratización de la Udelar. Señaló que ampliar el acceso a la Universidad no se limita a aumentar la matriculación, sino que se requiere la incorporación efectiva de los estudiantes a «todo nuestro acervo cognitivo», en un sentido amplio y diverso.

Imperativo ético
Actualmente hay más estudiantes universitarios que nunca, pero el país necesita muchos más, señaló. Tenemos una universidad más democrática porque más ciudadanos logran cruzar sus puertas, que se ha transformado a partir del diseño de políticas concretas: hoy el 10 % de la matrícula se radica en el interior, mientras que diez años atrás esa cifra era de 3%. Es un cambio «radical por su velocidad y profundidad», opinó.

Progresa es otra de las políticas de la Udelar que responde «al imperativo ético» de democratizar el acceso a la educación superior, afirmó Arim. Con este programa la Universidad reconoce a la diversidad de estudiantes «como un acervo positivo». Tenemos estudiantes con trayectorias vitales previas y bagajes educativos diversos, a veces divergentes, de contextos y redes que proveen de información distinta, explicó, eso es algo «que tenemos que festejar como institución y como país», puntualizó.

El rector dijo que la democratización de la Udelar genera caminos divergentes: se puede manejar de una forma pasiva, considerando suficiente «que todos puedan entrar; pero una vez que entran, los estándares de calidad, los cursos y las características de las ofertas son exactamente iguales para todos. Y finalmente es un problema del estudiante acceder a ese mínimo umbral de suficiencia y de trayectorias únicas». Ese modelo que traslada el problema hacia el estudiante, exige a todos el mismo esfuerzo a través de los mismos instrumentos pedagógicos, «supone una mirada profundamente inequitativa», afirmó.

Claramente requerimos caminos, trayectorias y dispositivos distintos para estudiantes con historias previas diversas, expresó, «el problema de trayectorias que sean funcionales para el aprendizaje de ese estudiante es de la Universidad, no del estudiante». Señaló que «acceder no es lo mismo que permanecer», por eso tenemos que construir dispositivos de permanencia tanto para estudiantes privados de libertad como para los radicados en el interior, o para los que provienen liceos de Montevideo.

Arim dijo que las TEP deben entenderse como un programa central de la Udelar y la CSE, en este camino debemos seguir avanzando y coordinando con otras entidades de enseñanza para abordar las transiciones entre niveles educativos, la complejidad de elegir una carrera en una universidad que tiene 130 ofertas de grado y pregrado, y generar los incentivos para que los estudiantes entiendan que pueden transitar de una carrera a otra.

Solo si la institución acepta estas pautas, estaremos logrando democratizar la educación superior, expresó, «no basta con que ingresen más estudiantes, es central construir trayectorias, mecanismos que les permitan a todos avanzar en su formación. Lo digo siendo absolutamente consciente que es una discusión que tensa la vida universitaria».

La Udelar es una institución «muy singular» que combina investigación, extensión, enseñanza de grado y de posgrado de calidad con una realidad institucional muy peculiar: es gratuita y de libre acceso, señaló Arim. Estas características están presentes en muchas universidades en el mundo, «pero muy pocas tienen todos esos atributos juntos». La nuestra es una institución extendida en todo el país que concentra el 80 % de toda la matrícula universitaria, y que tiene el deber de desarrollar investigación de calidad y de frontera en áreas muy relevantes para el país.

El cumplimiento de estos cometidos «tensiona la asignación de los recursos internamente», opinó, y «es una discusión válida» pero no deberíamos buscar las soluciones fáciles, «tenemos la obligación institucional de cubrir todos esos objetivos simultáneamente».

El rector dijo que con Progresa y el programa de TEP se ha avanzado en favorecer el acceso y la permanencia, pero queda mucho por recorrer: las TEP están creditizadas pero no reconocidas en todas las carreras. «Esta es una agenda que discutimos en el CDC», tenemos que asegurarnos que los estudiantes entiendan a las TEP como una experiencia personal enriquecedora, pero simultáneamente un mecanismo de aprendizaje, «y si es un mecanismo de aprendizaje, tiene que ser reconocido como tal por la unidad de medida que mide el aprendizaje universitario», afirmó. Para concluir alentó a encontrar nuevas ideas que nos ayuden a mejorar y a construir más instrumentos para que todos lo estudiantes logren culminar con éxito su formación terciaria.

Mantener la antorcha
Durante el encuentro se presentó el libro Monteviniendo. Trayectorias educativas y migraciones estudiantiles, de Carina Santiviago y Jorge Maceiras (compiladores). Fue presentado por Enrico Irrazábal, decano de la Facultad de Psicología, y Gabriel Quirici, docente de Historia. El libro reúne trabajos de diversos investigadores que analizan temáticas relacionadas con la inserción y permanencia de estudiantes en la educación superior.

En su intervención Irrazábal llamó a pensar en la democracia en el contexto de América Latina, particularmente en los últimos acontecimientos en Brasil, Bolivia, y Chile. Refiriéndose a la intervención del rector, quien señaló ciertas rarezas de la Udelar con sus funciones universitarias, agregó que es una Universidad autónoma y cogobernada, y por tanto, «la democracia vinculada al conocimiento en esta casa de estudios es central». «Pensar en la democracia y en las condiciones imprescindibles para estudiar, investigar, extensionar es clave, una cuestión que hace a la existencia de la producción del conocimiento entre pares, de la posibilidad de acceder a la Universidad, de tener otro tipo de presupuesto, otro tipo de circulación del saber y del dinero», explicó.

Respecto a su experiencia personal, comentó que fue un estudiante del interior, en 1982 vino desde Salto a Montevideo, porque allí solo existía la Universidad del Norte, creada por la última dictadura cívico-militar. En ese sentido, destacó la reciente creación del Centro Universitario Regional Noreste y la primera sesión del Consejo Directivo Central en la sede Rivera, donde estaba «parte de la población en las barras». «Cuando vine a Montevideo viví un proceso de desraizamiento de las relaciones, de resolver la comida, de adaptarse, y sin lugar a duda esa tensión, las TEP y esa diversificación en el interior aparecen reflejadas en este libro», concluyó.

Quirici comentó que el libro es un trabajo colectivo que a la vez «refleja a muchos colectivos». Repasando su experiencia como docente de la Udelar a partir de 2008 observó que el cambio en las generaciones que van llegando a la institución «se puede pensar mejor a través de las páginas de este libro». Valoró que haya una preocupación por investigar estos temas, también por defender y difundir el esfuerzo por democratizar el acceso a la Udelar a partir de políticas institucionales concretas, algo que debe ser celebrado.

Agregó que «no es un material complaciente», por ejemplo, en el libro se señala que si bien los apoyos para el ingreso y la permanencia de estudiantes existe, es necesario fortalecer la demanda. También se plantea que no debemos pensar «que ya está todo descentralizado», en ese proceso recién empezamos, explicó.

Comentó el contenido de algunos capítulos, que abordan temas como la migración y el desarraigo, experiencias contadas con la voz de quienes que llegan a Montevideo, la vivencia en los espacios urbanos y los no lugares, las formas de construcción de redes sociales y los procesos que sostienen una trayectoria educativa. Quirici agregó que la relación con el saber «transforma a ese individuo y nos transforma a todos», en un cambio que está a la vez en constante movimiento.

El libro deja aportes para entender mejor a los estudiantes que llegan a la Universidad y para pensar en otras prácticas docentes, «pensar y escribir sobre estas cosas nos permite una transformación más profunda», indicó. Combatir las ideas que plantean que hay un solo tipo de estudiantes o que se debe instalar un estándar de ingreso, «mantiene la antorcha de Udelar, que es la de una sola universidad para todos», concluyó.

El encuentro continuó con una muestra de pósteres que presentaba diferentes experiencias de TEP, y finalizó con la conferencia Variaciones sobre el acompañamiento, a cargo del investigador Antonio Romano.
Publicado el lunes 18 de noviembre de 2019

Acceder a la noticia en formato de audio

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de Tutorías entre Pares XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR. XI Encuentro de tutorías entre Pares. Foto: Richard Paiva-UCUR.
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados