Sitio de la Udelar

Viernes 22 de Enero de 2021

Noticia seleccionada

Investigador de la Udelar sobre el coronavirus: «hay que preparar a los equipos de salud»

Prof. Dr. Julio Medina_Director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas. Foto: Rosana Porteiro-UCURA un mes de la aparición del primer caso del nuevo coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, la cantidad de personas infectadas sigue creciendo. Al 31 de enero el número de pacientes en los que se confirmó la presencia de este virus en el país asiático, asciende a 9811 de los cuales 213 murieron. A esta fecha se han identificado en China un total de 15838 casos sospechosos que se encuentran en estudio. Fuera de China hay más de 100 casos confirmados en más de 20 países. En América Latina entretanto a la fecha se detectaron casos sospechosos aún no confirmados en: Honduras, Ecuador, Perú, Paraguay y Brasil.


El Portal de la Udelar dialogó con el profesor Julio Medina, director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República (Udelar), para conocer más acerca del coronavirus, origen, evolución, situación actual y medidas preventivas.
Medina recordó que este es el tercer coronavirus, previamente en los años 2002 y 2012 se produjeron brotes de otros dos virus de esta familia, el primero, el SARS detectado en China y el segundo el MERS, en Arabia. Acerca del coronavirus que hizo su aparición hace un mes en Wuhang, el director refirió que en su origen fue trasmitido por los murciélagos (se identificó un 96 % de coincidencia genética entre el coronavirus que se halló en los humanos y el que se encontró en los murciélagos en China).

Formas de trasmisión
Medina señaló que el virus se trasmite de persona a persona, por las mismas vías que una gripe común: respiratoria (a través de gotitas que se expulsan al toser o estornudar), y el contacto de las manos con objetos contaminados. Añadió que este coronavirus tiene una propagación mucho más eficiente que los anteriores, luego de analizar los casos detectados se vio que un paciente infectado puede contagiar a dos o tres personas más.

Síntomas
Son los típicos de una enfermedad respiratoria: malestar general, fiebre, tos, flema, rinorrea. En el caso particular del coronavirus se da que muchas personas cursan la enfermedad sin manifestar síntomas.

Diagnóstico
Se realiza un estudio biomolecular a los pacientes con síntomas del virus, de una muestra que se extrae con un hisopo, nasofaríngea en caso de los niños y orofaringea en el de los adultos. El primer paso del análisis lleva de 7 a 10 días y se hace en Uruguay, si da positivo para la familia del coronavirus la muestra se manda a Atlanta, Estados Unidos, donde confirman si se trata del nuevo virus.

Evolución
Medina explicó que las personas infectadas con este virus que desarrollan enfermedades respiratorias, pueden tener cuadros leves (sin compromiso pulmonar) o de mayor complejidad (con compromiso pulmonar). En base a los datos que se recaban en los países donde hay pacientes detectados con coronavirus, se sabe que, uno de cada cinco de los que tienen síntomas de algún tipo, desarrollan una enfermedad severa (la mayoría neumonía viral bilateral que se puede complicar con otras patologías como renal o cardíaca). De las personas con el virus que llegan a una enfermedad grave, una de cada 10 muere. El lapso de tiempo que lleva a un paciente infectado a una patología grave es variable, puede darse en unos días o en un período mayor.

El director de la cátedra de enfermedades infecciosas señaló que los esfuerzos de la comunidad internacional apuntan a cortar la cadena de trasmisión y reducir el contagio un 60 %. Para ello buscan hacer un diagnóstico rápido de las personas infectadas, aislarlas, cuidarlas y así evitar que se den más casos.

Tratamiento
Medina refirió que todavía no se cuenta con vacunas ni antivirales específicos para este coronavirus, se están ensayando algunos pero no se sabe aún el beneficio real que tienen. De todos modos el especialista sostuvo que en el caso de un paciente infectado por este virus en estado grave, las acciones que se llevan adelante en la Unidad de Terapia Intensiva apuntan a atender las fallas ya sean respiratorias, cardíacas o renales, hasta que la persona pueda mejorar.

Medidas de prevención
El especialista recomendó algunas acciones para disminuir la probabilidad de contagio de este virus: lavado de manos, uso de alcohol en gel luego de estar en espacios públicos y en contacto con objetos, no llevar las manos a la cara o a los ojos. Se aconseja evitar espacios de mucha conglomeración de gente y guardar una distancia de un metro por lo menos de personas que tosan o estornuden.

Medina sostuvo que el uso de mascarillas en espacios abiertos comunitarios en el caso de virus que se diseminan tanto, es poco efectivo. En cambio es mucho más eficaz hacer una buena higiene de manos, y evitar estar en ambientes de espacio reducido con mucha gente.

Situación de América Latina
Medina expresó que en este momento una de las ventajas del Hemisferio Sur con respecto a la trasmisión del coronavirus es que se encuentra en verano, período en el que la prevalencia de enfermedades respiratorias es menor. No obstante indicó que si no se logra contener la trasmisión del virus antes de la llegada del invierno, las probabilidades que se registren casos en la región aumentan. Añadió que el Ministerio de Salud Pública en Uruguay manifestó que seguirá los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Al respecto Medina informó que el 30 de enero la OMS emitió una declaración de emergencia de salud pública de interés internacional, que implica que todos los países trabajen en conjunto para enfrentar este tema. El director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus manifestó en esta declaración que aunque China logre controlar el brote del nuevo coronavirus en los próximos días, hay muchos países que no tienen la infraestructura para responder de igual manera y esto es mucho riesgo. La declaración permite que los ministerios de salud pública de los países puedan solicitar a sus gobiernos los recursos necesarios para activar los planes de preparación frente a este virus. En este sentido la OMS recomienda que los países se movilicen en forma rápida, deben instrumentar un trabajo multisectorial que involucra el área de salud, transporte, educación y comunicación. Se apunta a acelerar los diagnósticos y generación de tratamientos y desarrollo de vacunas. También a combatir la propagación de rumores y desinformación.

Recomendaciones de los especialistas
Medina sostuvo que con la pandemia del virus de gripe H1N1 que se registró en 2009, el mundo experimentó nuevas situaciones como: saturación del sistema de salud, falta de respiradores en las unidades de terapia intensiva, múltiples pacientes con enfermedades pulmonares graves y trasmisión de infecciones al personal de salud. La experiencia acumulada en el 2009 demuestra que es necesario que los países se preparen antes de que estas situaciones puedan llegar a darse. Añadió: «hay que preparar a los equipos de salud». Para Medina uno de los temas en los que hay que formarlos es en el uso del equipo de protección personal (conocer y practicar la secuencia correcta para colocarse y sacarse sobretúnica, tapaboca y guantes). Otro de los aspectos que se requiere trabajar con los equipos de salud es en conocer las situaciones que requieren el uso de otro tipo de máscaras como las N 95.

Medina subrayó que además se debe realizar una revisión de cómo se comportó la gripe en brotes anteriores, cómo se está desarrollando este virus y cómo se predice que se comportará cuando llegue. Este análisis va a permitir estimar que grado de saturación se puede dar en las Unidades de Terapia Intensiva ante un brote viral de estas características. Uno de los riesgos es que si el virus no se logra controlar antes del invierno, y llega al Hemisferio Sur, estos casos se sumarían a las gripes e infecciones respiratorias comunes que se complican y terminan en neumonías, aumentando la demanda de camas de Unidades de Terapia Intensiva. Por ello Medina planteó que se debe realizar una revisión para saber con cuántas camas y respiradores se cuenta y prever la provisión de los implementos necesarios.

Cátedra de Enfermedades Infecciosas
Medina explicó que en la Cátedra trabaja un equipo docente, estudiantes de posgrado y médicos residentes que realizan sus actividades principalmente en el Hospital de Clínicas Doctor Manuel Quintela de la Udelar, pero también en otros centros hospitalarios de Montevideo y del interior (Rocha, Maldonado).

El director refirió que la especialidad de enfermedades infecciosas es integral y transversal, asisten a personas afectadas de distinto nivel de complejidad, desde pacientes de la comunidad hasta aquellos infectados críticos en Terapia Intensiva. El área de trabajo de la especialidad es muy amplia. Es así que integra las infecciones de origen comunitario, hospitalario, control de infecciones, pacientes inmunosuprimidos, vacunas en adultos, medicina del viajero y zoonosis (infecciones trasmitidas a los humanos a través de animales). Se ocupa también de multiresistencia antimicrobiana, infecciones vinculadas a los embarazos, pacientes quirúrgicos que se infectan, e infecciones vinculadas a dispositivos (prótesis, marcapasos entre otros).
Publicado el viernes 31 de enero de 2020

Acceder a la noticia en formato de audio

Recursos multimedia vinculados con esta noticia

Prof. Dr. Julio Medina_Director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas. Foto: Rosana Porteiro-UCUR
 
 

Buscar un artículo

Coincidencia de texto
Categoría en la que fue publicado
Publicado desde
Publicado hasta

Categorías de artículos publicados