Intergremial alerta que asignación presupuestal condena a un proceso de estancamiento

La intergremial universitaria recordó que la asignación presupuestal representa solo el 6,8% de lo solicitado y alertó que de votarse este proyecto, se la condena a un proceso de estancamiento.

La intergremial universitaria recordó este lunes que la asignación presupuestal para 2018 «representa solo el 6,8% del monto solicitado por la Universidad», y alertó que «de votarse este proyecto, se la condena a un proceso de estancamiento en los próximos años, al no poder cubrir las exigencias docentes y edilicias que implica el aumento sostenido de la matrícula estudiantil».

La declaración pública está firmada por los gremios de funcionarios (AFFUR), de docentes (ADUR), de trabajadores del Hospital de Clínicas (UTHC), de estudiantes (FEUU),y del orden de Egresados.

Declaración de la Intergremial Universitaria ante Rendición de Cuentas
«Para la actual rendición de cuentas la Universidad de la República realizó una solicitud presupuestal basada en la promesa formulada en las últimas elecciones nacionales de destinar el 6% del PBI para la educación y el 1% a investigación y desarrollo.

Dicha solicitud apunta a mejorar la calidad académica de nuestra institución, aumentar la dedicación horaria de los docentes, a mejorar las condiciones locativas, a favorecer un sistema de becas que garantice el acceso democrático a estudiar y un justo aumento salarial para los trabajadores de la Universidad, aprobado por un convenio colectivo.

Cabe agregar también que la Universidad ha logrado aumentar significativamente en los últimos años los niveles de ingreso y egreso, aumentó su producción científica y realizó un importante esfuerzo de desarrollo de la institución en todo el territorio nacional. Todos estos logros se han llevado adelante en base al sacrificio en un contexto de incumplimiento presupuestal por parte de las autoridades, que implica estudiantes en el piso y en los pasillos, insuficiente cantidad de docentes por estudiantes, cupos que dejan fuera de la institución a miles de estudiantes, un salario promedio por debajo de la media del sector público y aún menor que la media nacional.

Ante esto, la actual propuesta de incremento presupuestal para la Universidad de la República realizada por el Poder Ejecutivo para el año 2018 es totalmente insuficiente.

La misma representa solo el 6,8% del monto solicitado por la Universidad para ese año, a lo que debemos agregar que el hecho de proponer presupuestos para un solo año limita enormemente a la Universidad a la hora de planificar su política institucional. Y que a su vez significa incertidumbre para 2019 y 2020, ya que no podemos decidir nada hoy, porque no sabemos el dinero con que se va a contar en el futuro.

La propuesta del Poder Ejecutivo tampoco otorga dineros para reformar el Hospital de Clínicas, lo que mantiene su estado de deterioro, comprometiendo al Hospital Universitario que es pilar en la atención de miles de compatriotas así como en la formación de los recursos humanos para todo el sistema de salud.

Mientras la Universidad hoy solicita un incremento mínimo de 179 millones de dólares, el Poder Ejecutivo asigna en su ley solo 12 millones de dólares. De votarse este proyecto, se condena a la Universidad a un proceso de estancamiento en los próximos años, al no poder cubrir las exigencias docentes y edilicias que implica el aumento sostenido de la matrícula estudiantil.

Sin embargo, creemos que es viable obtener más recursos presupuestales para la Universidad, recursos hay en el país, es cuestión de prioridades políticas y de ir a buscarlos donde realmente están.

El parlamento tiene la palabra, instamos a los legisladores a realizar todos los esfuerzos en la búsqueda de mayores recursos y acompañar el proyecto de rendición de cuentas de la Universidad.

Los colectivos universitarios continuaremos movilizándonos por un presupuesto justo, que permita el desarrollo de una educación de calidad y una mejora en nuestras condiciones de estudio y trabajo».